• INTERNACIONAL
  • ARGENTINA
  • BRASIL
  • BOLIVIA
  • CHILE
  • COLOMBIA
  • COSTA RICA
  • ECUADOR
  • EL SALVADOR
  • ESTADOS UNIDOS
  • GUATEMALA
  • HAITI
  • HONDURAS
  • MEXICO
  • NICARAGUA
  • PANAMA
  • PARAGUAY
  • PERU
  • R. DOMINICANA
  • URUGUAY
  • VENEZUELA

 

Estefanía Da Silva tiene 22 años y es voluntaria de TECHO Venezuela desde agosto de 2015. Participó en la cumbre que se realizó en Quito, Ecuador el pasado 17, 18,19 y 20 de octubre. Aquí su experiencia:

 

Describa su preparación previa para asistir a Hábitat III

Previo a HIII tuve varios módulos de preparación donde recibí conocimientos básicos y claves, por ejemplo: qué era el derecho a la ciudad, de qué se trataba esta conferencia, por qué se realiza cada 20 años y en qué consistía la nueva agenda urbana, también tuve acceso al borrador de la nueva agenda que se iba a discutir en la conferencia, y así conocer todas las propuestas que llevaba TECHO Latinoamericana y sus mensajes a transmitir en la cumbre de Quito.

 “”Grata, enriquecedora, linda y agotadora””

 

 ¿Cómo fue la experiencia de participar en Hábitat III?

Fue grata y enriquecedora. Fue muy lindo conocer las historias de más de 90 personas que eran voluntarias y líderes de comunidades en 15 de los 19 países en donde trabaja TECHO Latinoamérica, fue gratificante ver como gracias a este trabajo en equipo, muchas personas salieron adelante, y no precisamente con TECHO como protagonista, sino como alguien que tiende la mano, ayuda y permite que las comunidades mejoren su organización, para que ellos mismo saquen adelante los proyectos que tengan pensados y así mejorar su calidad de vida.

Los 4 días en la cumbre fue una experiencia linda y agotadora. Como habían más de 10 eventos diarios teníamos que seleccionar bien en la agenda, los foros en los que queríamos participar, era bastante complejo escoger aquellos espacios en donde tuviésemos más cosas para aportar y que a su vez, se encontraran las personas claves que necesitábamos para llevar nuestro mensaje y crear alianzas para TECHO Venezuela.

 “”La participación de nuestra líder comunitaria fue muy importante””

 

¿Que aportó la presencia de TECHO Venezuela a esta conferencia?

En general, la presencia de TECHO Latinoamérica aportó bastante, el grupo era grande, 90 personas aproximadamente. Cuando veían la franela de la organización, ya sabían quiénes éramos y querían escucharnos.

La asistencia de TECHO Venezuela fue muy valiosa, porque nuestro país no tenía presente una delegación como los demás, es decir, en eventos oficiales y no oficiales participaron ministros, alcaldes, etc, de diferentes países. Más allá de que el presidente Nicolás Maduro asistió a una de las plenarias, Venezuela no tuvo representación gubernamental.

Fue muy importante y valioso que estuviésemos allá, en especial, la participación de nuestra líder comunitaria, Dariana Rodríguez, porque pudimos dar a conocer lo que pasa en nuestro país en materia de hábitat y contar cómo están las cosas acá. Hubo muchas reacciones en las personas al escuchar nuestro testimonio de cómo viven aquí las familias en las comunidades informales y todo el trabajo de TECHO Venezuela en su búsqueda conjunta de mejorar esa situación para aumentar la calidad de vida en estas comunidades.

“”No podemos esperar 20 años más””

 

 

 ¿Cuáles fueron las propuestas de TECHO Venezuela?

TECHO Latinoamérica se unió y al final todos teníamos un solo mensaje. Las 5 propuestas que llevamos se redujeron a puntos claves “exigir que las personas que viven en comunidades o asentamientos informales sean escuchadas y tomadas en cuenta para nueva agenda urbana”.

Aunque en esta agenda urbana se mencione el derecho a la ciudad y las comunidades informales, aún queda mucho por hacer. Eso sí, esto es un gran avance porque en Hábitat I y II ni siquiera se nombraron.

Quisimos dar a entender que Latinoamérica es uno de los continentes más desiguales, 1 de cada 4 personas vive en asentamientos informales, por eso, no es justo  que las autoridades competentes con la potestad de tomar decisiones en el derecho a la ciudad, la planeación, etc, genere políticas públicas sin tomar en cuenta la opinión de las personas que viven en estas comunidades. Al final del día, esa es su realidad, son ellos quienes van en vivir en esa ciudad y son ellos los que van a vivir esas políticas, por ende, no puedes implementar algo que excluya a la persona directamente afectada. Este era nuestro mensaje primordial.

El otro punto clave es que hay que monitorear la agenda urbana, velar porque se implemente correctamente y que no quede “solo en palabras”, no se pueden esperar 20 años más y en hábitat 4 ver todos los errores que pudimos tener en el 3. Los cambios no pueden esperar 20 años para realizarse.

La ciudad es de todos y todos tenemos los mismos derechos. Si no tienes una información precisa, no importa lo que hagas, no va a ser del todo correcto.

 Una experiencia muticolor y multicultural  

 

¿Cómo fue el ambiente dentro de la conferencia?

El ambiente fue muy movido. El primer día todo el mundo estaba un poco perdido, te encuentras con gente de todas partes. Había desde alcaldes, ministros, a líderes comunitarios y voluntarios de muchas organizaciones. Mucha variedad de culturas, personas, hasta idiomas. Como éramos muchísima gente de TECHO y en algún punto del día coincidíamos todos, siempre sentías que había alguien que se identificaba contigo y tus ideales. Fue muy cordial, si en algún punto alguien decía algo que no estuviese del todo correcto y tenías los argumentos suficientes para contradecirlo, levantabas la mano y con plena confianza podías hacerlo, eso fue algo muy positivo. Ir a la conferencia te permite hacer hincapié en las cosas en las que crees, validar tus conocimientos y aprender muchísimo más.

 

¿Cómo fue el trabajo en equipo entre las autoridades y los voluntarios?

Fue muy integral, en ningún momento se notó diferencia alguna entre un director y un voluntario de TECHO, por ejemplo. Algo que caracteriza a esta organización es que sabe integrarse y trabajar como una familia, eso se recalcó todos los días del encuentro. Somos una gran familia latinoamericana. Todos estábamos unidos por el mismo interés, no importaba el país o el acento, todos teníamos la misma meta.

 

Después de asistir, ¿qué resultados esperas de la conferencia?

Rescatar la importancia de la implementación de la nueva agenda urbana. Tanto TECHO Latinoamérica y TECHO Ve tienen un trabajo super grande que es el de asegurarse de que esta implementación se dé correctamente y que todos los ciudadanos entiendan de qué va esta iniciativa. Lo que más espero es poder difundir el derecho a la ciudad, qué es Habitat III ,etc,  para que las personas sepan que son estas propuestas y puedan empoderarse, monitorearlas y velar por el correcto cumplimiento de ellas.

                                                                                                                      *****

Génecis Moreno de 27 años ¡cumplidos durante la cumbre! es la directora social de TECHO Ve desde el año 2015. Ella también forma parte de la delegación que representó a Venezuela en Quito. 

 

¿Cuál fue el mensaje que Techo Venezuela llevó a Habitat III? 

Exigimos que las comunidades sean planteadas como una prioridad dentro de la implementación de la nueva agenda urbana mundial, y que se empiece por conocer la magnitud del problema a través de la investigación. Alrededor de Latinoamérica 104 millones de personas viven en asentamientos informales, lo que lo convierte en un problema global, y  en el reflejo de las ciudades desiguales en las que hoy vivimos.

Especifique los temas a tratar en la agenda de la cumbre

Habitat III tenía como principal objetivo establecer compromisos y obligaciones con gobiernos y demás actores de la sociedad para la implementación de la Nueva Agenda Urbana (NAU), por ello, la agenda de las plenarias con las delegaciones oficiales de los países, de los side events, y de los eventos paralelos, giraba alrededor de esto.

¿Cuáles fueron las propuestas concretas de TECHO VE en hábitat III?

1. Que la pobreza y la desigualdad que se encuentra hoy en las ciudades de nuestro país, pueda ser entendida como una prioridad que marque las agendas de acción.
2. Que se reconozcan las potencialidades, capacidades, experiencias e ideas que emergen desde las mismas comunidades en situación de pobreza para darle solución a sus problemas y garantizar su participación en la toma de decisiones sobre las ciudades en las que viviremos en los próximos 20 años.
3. Demandar que se hagan diagnósticos precisos para conocer la situación en la que se vive en las comunidades, y de esa manera poder establecer políticas más acertadas. Desde TECHO Venezuela insistimos en que para transformar, hay que conocer.
4. Reafirmar nuestro compromiso como actores de la sociedad venezolana, en dar monitoreo a los compromisos tomados por nuestro gobierno en esta cumbre.

 

¿Cómo fue el trabajo entre líderes comunitarios, TECHO y los representantes de gobierno?

 

Destacamos el encuentro entre todos los sectores que hacemos parte de la sociedad, para la transformación sostenible de nuestra realidad. Algunas delegaciones oficiales de gobierno fueron más difíciles de contactar, como fue el caso de la venezolana. Sin embargo, el rol de los líderes y voluntarios se hizo protagonista de muchos de los espacios y, dejó claro que seguimos trabajando por una Latinoamérica más justa y sin pobreza.