• INTERNACIONAL
  • ARGENTINA
  • BRASIL
  • BOLIVIA
  • CHILE
  • COLOMBIA
  • COSTA RICA
  • ECUADOR
  • EL SALVADOR
  • ESTADOS UNIDOS
  • GUATEMALA
  • HAITI
  • HONDURAS
  • MEXICO
  • PANAMÁ
  • PARAGUAY
  • PERU
  • R. DOMINICANA
  • URUGUAY
  • VENEZUELA

Gruta de Lourdes es un asentamiento ubicado al este de la Avenida de las Instrucciones, delimitado al norte por la calle Antillas y el Arroyo Miguelete al sur. El asentamiento aloja a 373 personas y 143 hogares reconocidos desde el 2017. El trabajo junto con los vecinos comenzó a fines del 2017 con la presentación de los resultados del relevamiento del barrio, siendo la apertura oficial a principios de 2018.

La participación vecinal era bastante baja, contaba con alrededor de cinco personas máximo; esto se debía a que habitaba un sentimiento de desconfianza por parte de los vecinos debido a la multiplicidad de conflictos que desencadenaban las comisiones en la comunidad. Pero esto luego se fue esclareciendo al momento de realizar actividades para el beneficio de todo el barrio.

En junio de 2018 se realizó la primera postulación al fondo FonTECHO (Proyectos de infraestructura comunitaria que responden a las necesidades del barrio), este proyecto fomentó la creación de caminos pavimentados ya que antes eran caminos donde no se podían transitar sin embarrarse en su vida cotidiana al concurrir a sus trabajos y actividades diarias.

Las jornadas de construcción empezaron con gran participación de los vecinos/as, lo que “generó un clima de mayor unión del barrio el cual se mantiene hasta ahora” según cuenta Morella Miravalles, voluntaria coordinadora de Gruta de Lourdes. También los vecinos lograron formar una nueva comisión llamada “La Santa” para continuar con los diferentes proyectos.

Así fue como lograron con el trabajo en comunidad abarcar las zonas más inundables del barrio, ya que esta era una de las problemáticas que contaba con más urgencia (el 51% de las viviendas encuestadas en el relevamiento sufría problemas de inundación). 

Luego en agosto, los vecinos postularon por segunda vez a FonTECHO para continuar con la construcción del camino pavimentado, y de esa forma pudieron culminar su trabajo en setiembre del año pasado. En esta construcción la comunidad contribuyó, y se duplicó la cantidad de participantes lo que favoreció nuevamente en la convivencia e integración del barrio. Adriana una de las vecinas referentes de la comisión nos comenta que “la experiencia fue buenísima, aparte no solo la experiencia en lo personal sino también de la comunidad, esta muy bueno, mucha unión y compañerismo”. 

Al finalizar el año 2018 se postularon para otro proyecto y esta vez iba encaminado a mejorar la seguridad del barrio. Su objetivo que sigue pendiente hasta hoy en día ya que requiere la articulación con otros entes, es la creación de portones en la entrada principal del asentamiento a fin de tener un sistema parecido al de las cooperativas, de esta forma mejoraría la seguridad y convivencia en el barrio.

Con respecto al saneamiento los vecinos de Gruta consiguieron articular con la Intendencia de Montevideo la colocación de saneamiento en algunas viviendas para mejorar la problemática que atravesaban. De todas formas sigue siendo un debe como lo mencionan los vecinos junto con otros temas a mejorar en el año venidero: “seguir mejorando los caminos, desagüe, alumbrado y pintar los caminos para alegrar el barrio”. 

La comunicación e integración de los vecinos fue un objetivo alcanzado en este año según la mesa de trabajo (espacio de participación semanal), así describen al espacio “muy bueno, genial y positivo”, al hablar de los puntos positivos destaca “la unión de los vecinos, compromiso para trabajar, el apoyo de TECHO y los proyectos logrados (los caminos hechos, y los portones)”, además al charlar con Adriana nos comenta “nos unimos porque en realidad era un barrio que cada uno vivía en su casa y no ayudaba al de al lado sin embargo trabajando con TECHO cambió bastante; somos 300 personas y salimos las 300 a trabajar, todo el barrio. Ahí te das cuenta que nos sirvió mucho”.

Por último Adriana agrega que “el trabajo junto con TECHO fue bárbaro, no sólo con la organización sino con los jóvenes que trabajan, que dejan los fines de semana de salir con los amigos y a un baile por estar en un barrio compartiendo y ayudando. Eso es lo que se valora más que cualquier otra cosa”.

 Por Analia Terra, voluntaria del equipo de prensa.