• INTERNACIONAL
  • ARGENTINA
  • BRASIL
  • BOLIVIA
  • CHILE
  • COLOMBIA
  • COSTA RICA
  • ECUADOR
  • EL SALVADOR
  • ESTADOS UNIDOS
  • GUATEMALA
  • HAITI
  • HONDURAS
  • MEXICO
  • PANAMÁ
  • PARAGUAY
  • PERU
  • R. DOMINICANA
  • URUGUAY
  • VENEZUELA

● TECHO Internacional y ONU Hábitat firman acuerdo con el fin de potenciar la participación ciudadana en la implementación de la Nueva Agenda Urbana y los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

● El acuerdo comprende la creación de una red que integrará a diversos actores, promoviendo en particular la participación de jóvenes y comunidades de asentamientos informales en situación de pobreza y exclusión.

Jóvenes como actores del cambio y motor del desarrollo sostenible de sus países. Eso es lo que busca potenciar el acuerdo entre TECHO Internacional y ONU-Hábitat, en el marco del Foro de los Países de América Latina y el Caribe sobre Desarrollo Sostenible, celebrado en la ciudad de Santiago de Chile.

“La participación ciudadana en la región es clave para alcanzar una nueva generación de ciudades que abrace todas las diversidades, sin desigualdades”, explica Luis Bonilla, director de Relaciones Institucionales de TECHO Internacional. “A través de este acuerdo buscamos tender un puente entre las propuestas y acciones que lleven a cabo diversos actores, especialmente las juventudes, con los grandes compromisos internacionales trazados en los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la Nueva Agenda Urbana, para que la mirada y acción de las nuevas generaciones sume a la consecución de la Agenda 2030”, agrega.

El acuerdo contempla el lanzamiento e impulso de la Red para la Mejora de los Asentamientos Informales (Slum and Informal Settlements Upgrading Network o SISNet, según sus siglas en inglés). Esta iniciativa busca conectar y aglutinar a diversos actores para promover, mediante el intercambio de conocimientos y experiencias, la implementación de la Nueva Agenda Urbana y el avance de los Objetivos de Desarrollo Sostenible en los asentamientos en situación de pobreza y exclusión.

“Necesitamos tener la capacidad de registrar todo lo que está pasando en la región, de conocerlo, valorarlo y potenciarlo para que muchas otras organizaciones, muchos barrios, muchas otras ciudades se inspiren en dichas prácticas. Así poder construir el imaginario apropiado para los que vienen más adelante, las nuevas generaciones, puedan entrar más fácilmente en la hoja de ruta de implementación de las agendas globales, la Nueva Agenda Urbana y la Agenda 2030”, señala Elkin Velásquez, director de ONU-Hábitat para América Latina y el Caribe.

La red realizará acciones de monitoreo, fomento del conocimiento y promoción de innovaciones en el diseño e implementación de programas de mejoramiento del hábitat y desarrollo comunitario.

Para Mar Botero, coordinadora de voluntariado de TECHO Internacional, esta plataforma constituye un “mecanismo valioso para abrir espacios de valor a voces históricamente relegadas”, explica. “Perspectivas como las de jóvenes que viven en asentamientos populares traen en su esencia la sensibilidad de entender y vivir el territorio. Por eso es sustancial garantizar esa participación e integrarla al aporte de la mirada y propuesta de otros actores”, concluye.