• INTERNACIONAL
  • ARGENTINA
  • BRASIL
  • BOLIVIA
  • CHILE
  • COLOMBIA
  • COSTA RICA
  • ECUADOR
  • EL SALVADOR
  • ESTADOS UNIDOS
  • GUATEMALA
  • HAITI
  • HONDURAS
  • MEXICO
  • PANAMÁ
  • PARAGUAY
  • PERU
  • R. DOMINICANA
  • URUGUAY
  • VENEZUELA

A pesar de que ha pasado un año desde los sismos que azotaron a México, la organización de la sociedad civil TECHO advierte que en sus trabajos con comunidades en situación de pobreza y exclusión, aún encuentra familias viviendo en situación de emergencia, tanto en tiendas de campaña o hacinadas y con muy poco o nulo apoyo por parte de autoridades y organismos.

Desde Cintalapa, en Chiapas, hasta Xochimilco, identifican a pobladores y pobladoras que no han recibido las tarjetas del Fideicomiso Fondo de Desastres Naturales (FONDEN) así como familias que contando con esta respuesta, señalan que resulta insuficiente para resarcir la magnitud de los daños. Uno de los motivos recurrentes refiere a que los costos de los insumos para la construcción en las comunidades están por encima de los previstos por los fondos. Tal es el caso de Domingo, vecino de Alpanocan, que con el apoyo que recibió del FONDEN sólo pudo construir la cimentación de su vivienda. Sumado a lo anterior, se han identificado casos como los de familias de Cintalapa, que recibieron fondos por pérdida parcial cuando el dictamen había sido pérdida total. La organización también advierte de casos como el de las familias de Xochimilco que optaron por vivir en sus lugares de trabajo en las zonas chinamperas, en bodegas o en los mismo invernaderos, puesto que al día de hoy todavía no habían recibido apoyo de ningún tipo.

Como respuesta a la situación de emergencia en la que aún se encuentran familias afectadas por los sismos, TECHO construyó 667 viviendas de emergencia en 24 comunidades de Ciudad de México, Estado de México, Morelos, Chiapas, Oaxaca y Puebla. Este trabajo es resultado del aporte de empresas y particulares, y la movilización de más de 5.081 voluntarios y voluntarias. La organización a su vez planea seguir trabajando en en el marco de la emergencia hasta el primer trimestre de 2019, para alcanzar las 900 viviendas de emergencia construidas en los estados mencionados. Por otra parte, también decidió abrir una oficina para trabajar de forma permanente en el estado de Oaxaca.

La organización define este momento como una inmejorable oportunidad para reconstruir ciudades con una ciudadanía fortalecidas, en infraestructura y vínculos de solidaridad. Extiende su invitación a los y las jóvenes a sumarse a través del voluntariado para trabajar en las comunidades que aún están en emergencia.

TECHO habilitó una página web donde figura la correspondiente rendición de cuentas de los fondos recaudados: https://www.techo.org/paises/mexico/emergencia2017/