• INTERNACIONAL
  • ARGENTINA
  • BRASIL
  • BOLIVIA
  • CHILE
  • COLOMBIA
  • COSTA RICA
  • ECUADOR
  • EL SALVADOR
  • ESTADOS UNIDOS
  • GUATEMALA
  • HAITI
  • HONDURAS
  • MEXICO
  • PANAMÁ
  • PARAGUAY
  • PERU
  • R. DOMINICANA
  • URUGUAY
  • VENEZUELA

¿Es ahora el momento?

Ahora es el momento: las activistas rurales y urbanas transforman la vida de mujeres. Para nosotros, esto se podría interpretar como que las activistas sociales transforman la vida de sus comunidades; ese es el tema del Día Internacional de la Mujer 2018 establecido por la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Este año, el 8 de marzo, es un día que busca no solo celebrar al género femenino, sino también, promover esa búsqueda por la igualdad sin importar nuestros orígenes o lugar donde vivamos.

Entonces debemos poner nuestros ojos sobre Panamá y cómo un país con el mayor crecimiento económico de la región tiene una gran brecha de desigualdad, no solo entre riqueza y pobreza, sino también en temas de género. Esto se refleja en ser el país 108 de 144 en el ranking de igualdad de género (ONU, 2016) a pesar que la mitad de la población somos mujeres.

La inclusión de la mujer en la política.

Si entendemos la política como lo referente a la organización de los asuntos que afectan a la sociedad o a lo común, entonces, no podemos dejar de hablar de la mujer ejerciéndola; sin embargo, cuando pensamos en los roles políticos de elección popular de altos niveles encontramos poca representación femenina.

Este patrón se rompe en el núcleo de la sociedad, en las bases, en donde empieza la política; es decir que la mujer suele tener un rol más protagónico en sus comunidades, asumiendo cargos importantes en juntas de vecinos o en juntas comunales, ya que encuentran en ello una oportunidad de contribuir a la construcción de mejores entornos para sus familias.

Esta presencia de la mujer en las organizaciones de base no ocurre por lo regular a costa de las responsabilidades aún asociadas y asignadas al género femenino, como por ejemplo, el cuidado del hogar o de los hijos. A pesar de esas responsabilidades muchas mujeres salen de la casa y se involucran en la vida pública para aportar a la mejora de sus comunidades.

TECHO, como organización de la sociedad civil que trabaja junto a comunidades en situación de pobreza y que busca el desarrollo de las mismas, destaca el rol de las líderes comunitarias que asumen una postura activa ante las problemáticas de sus comunidades y con quienes de la mano hemos logrado ejecutar varios proyectos de infraestructura como veredas, parques infantiles y casas comunales, proyectos que aportan a la vida pública de las comunidades y a la mejora de la calidad de vida de sus habitantes.

Se ha avanzado mucho, sin embargo es responsabilidad de todos y todas seguir promoviendo la inclusión y la participación de las mujeres en la vida pública para llegar una sociedad completamente inclusiva y justa.

Es por eso que es importante conocer y destacar el rol de las mujeres siendo voluntarias, trabajando hombro a hombro, siendo líderes, sacando adelante a sus comunidades, familias y sobre todo soñando y trabajando por un mejor Panamá.

1. Voluntarias construyendo junto a familia de Colinas del Lago, una vivienda. Iniciando por cavar los hoyos en donde se colocarán los pilotes, que son la base de toda construcción.
 2. Voluntaria cargando láminas de zinc por comunidad Castilla de Oro. Esto es el techo de las viviendas, que da protección a las familias.
3. Lideresas de la comunidad La Bendición de Dios, comparten sobre la cultura Guna con voluntarios de TECHO.
4. Lideresa comunitaria representando a comunidades latinoamericanas que trabajan junto a TECHO, durante intervención en Hábitat III (uno de los mayores eventos sobre agenda urbana que se lleva a cabo en el mundo).
5. Lideresas participantes del 3er Encuentro Nacional de Líderes Comunitarios – ELIC -. Un espacio que promueve la integración, el intercambio de ideas, de capacidades y de aprendizajes.
Somos mujeres, somos fuertes, somos líderes de nuestras comunidades y proponemos un mejor futuro, más inclusivo, que reduzca la brecha de desigualdad y que exista una ciudad y sociedad para todos. ¡Porque sí, es ahora el momento de construir un mejor Panamá!
*Autoras: Frency Franzí (Gerente General) y Guadalupe Natareno (Directora de Comunicación), TECHO Panamá