• INTERNACIONAL
  • ARGENTINA
  • BRASIL
  • BOLIVIA
  • CHILE
  • COLOMBIA
  • COSTA RICA
  • ECUADOR
  • EL SALVADOR
  • ESTADOS UNIDOS
  • GUATEMALA
  • HAITI
  • HONDURAS
  • MEXICO
  • PANAMÁ
  • PARAGUAY
  • PERU
  • R. DOMINICANA
  • URUGUAY
  • VENEZUELA
Por Enrique Cano
Director Social TECHO México

 

Es difícil definir la pobreza de México, pero sabemos que, según el propio gobierno, más de 53 millones de mexicanos -el 43.6% de los habitantes del país- viven en esta situación (CONEVAL, 2017) desperdigados por todos los estados. 53 millones de mexicanos que viven esa incertidumbre de una vivienda de maderas viejas, de lonas y plásticos, de teja y piso de tierra, entre otras. La pobreza es esa condición de vulnerabilidad por no contar con una vestimenta necesaria (ropa, calzado), porque se mete el agua por el techo durante la lluvia, por no tomar agua apta para el consumo humano, por no tener los nutrientes suficientes en la alimentación para una vida sana. Y no se diga de la atención a la enfermedad, que está lejos y es de mala calidad. Como también es mala la calidad de la educación a la que acceden sus hijos.

 

 

Pobreza es esa tremenda injusticia de trabajar de tiempo completo y recibir un salario mínimo que dista mucho de ser suficiente para vivir con lo indispensable, porque en México se puede estar en el sector formal de la economía y ganar un salario que incluso está por debajo de la canasta básica. La pobreza muchas veces es también inseguridad, estar cerca de la violencia, de constantes riesgos en ese suelo que sientes tuyo.

Con esto queremos remarcar que la pobreza no es un simple estado de la economía o el bolsillo de los mexicanos y mexicanas, sino que en nuestro país se mide de manera multidimensional, es decir, volteando a ver otros actores más allá del ingreso económico de las personas.

 

Hoy una persona que vive en pobreza en nuestro país, según el Programa Sectorial de Desarrollo Social 2013-2018 (2) es “cuando tiene al menos una carencia social (sea ésta rezago educativo, acceso a servicios de salud, acceso a la seguridad social, calidad y espacios de la vivienda, servicios básicos en la vivienda o acceso a la alimentación) y su ingreso es insuficiente para adquirir los bienes y servicios que requiere para satisfacer sus necesidades alimentarias y no alimentarias” (Secretaria de Desarrollo Social, 2013). Cabe mencionar que dicha definición de pobreza multidimensional se enmarca en los parámetros de la concepción occidental de bienestar, propuesta y trabajada desde organismos e instituciones internacionales como la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Organización de las Naciones Unidas (ONU) a través del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), por mencionar algunos.

Pero, ¿qué es el rezago educativo y demás carencias sociales?

-Carencia por acceso a la alimentación: Este es un indicador complejo, pero básicamente tiene que ver con que las personas no tengan que dejar de comer, comer poco variado, etc.

-Carencia por acceso a la seguridad social: Tiene que ver básicamente con el acceso de las personas a las prestaciones laborales como AFORE, incapacidad con goce de sueldo, etc.

-Carencia por acceso a los servicios básicos de la vivienda: Esto se da cuando una persona tiene agua de un pozo, río, lago, arroyo, pipa o la acarrea de otra casa, llave pública o hidrante, cuando tampoco tiene drenaje, o este desemboca en un río, lago, mar, barranca o grieta y no tiene energía eléctrica y tiene que cocinar con leña o carbón sin chimenea.

-Carencia por acceso a los servicios de salud: Son personas que no están adscritas a algún servicio de salud público o privado (Seguro Popular, IMSS, ISSSTE, Pemex u otros).

Carencia por calidad y espacios de la vivienda: personas o familias que tienen piso de tierra, techo de lámina de cartón o desecho, paredes de embarro, bajareque, carrizo, bambú, palma, entre otras características y/o viven más de 2.5 personas por cuarto

-Carencia por rezago educativo: éste también es complejo, pero se da si: a) tiene de tres a quince años, no cuenta con la educación básica obligatoria y no asiste a un centro de educación formal. b) nació antes de 1982 y no cuenta con primaria completa o c) nació a partir de 1982 y no cuenta con secundaria completa.

Finalmente, destaquemos que en nuestro país está la firme intención de medir la cohesión social pero no se ha concretado.

Si bien todo esto hace que una persona viva en situación de pobreza en México, más allá de indicadores, números y demás, acá la gran pregunta que nos tiene que desvelar, preocupar y ocupar a todos es ¿cómo es que casi la mitad de la población vive en pobreza? ¿dónde están? y sobre todo ¿qué haremos para que superemos esta situación de injusticia?

Link: CONEVAL

Referencias:

(1) CONEVAL. (2016). Medición de la pobreza en México y en las Entidades Federativas 2016. México. Recuperado de fuente 1  el 13 de Febrero de 2018

(2) Secretaria de Desarrollo Social. (2013). Programa Sectorial de Desarrollo Social. Recuperado el 30 de Marzo de 2015, de Secretaria de Desarrollo Social: Fuente 2