• INTERNACIONAL
  • ARGENTINA
  • BRASIL
  • BOLIVIA
  • CHILE
  • COLOMBIA
  • COSTA RICA
  • ECUADOR
  • EL SALVADOR
  • ESTADOS UNIDOS
  • GUATEMALA
  • HAITI
  • HONDURAS
  • MEXICO
  • PANAMÁ
  • PARAGUAY
  • PERU
  • R. DOMINICANA
  • URUGUAY
  • VENEZUELA

En medio de algunos de los CEO’s de las multilatinas más grandes del continente, el director ejecutivo de TECHO, Javier Zulueta y el director de Desarrollo de Fondos para Latinoamérica y el Caribe, Rafael Achondo, explicaron en qué radica la importancia de que la organización que partió hace 15 años en Chile, hoy se siga expandiendo por el continente. La cita se dio el 15 de noviembre en el hotel JW de Gobotá, Colombia, en medio del Segundo Foro Multilatinas: “”La hora de los emergentes””.

La invitación de Javier, al iniciar su exposición fue: “Cierren los ojos… ahora ábranlos e imaginen que es el año 2050 y que vivimos en un mundo sin pobreza”. A partir de eso, el ejecutivo de la organización comenzó explicando el trabajo de TECHO, enfocado en un modelo de desarrollo comunitario en el que los pobladores de los asentamientos no son meros agentes receptores, sino que los protagonistas del desarrollo de sus comunidades.

En este sentido, Zulueta identificó como uno de los principales frenos a la superación de la situación en la que vive un tercio de Latinoamérica los mismos prejuicios y preconcepciones de los actores que conforman y evolucionan sus comunidades. “Para erradicar la pobreza se debe impactar la cultura de las sociedades. Debemos cambiar el significado de este concepto de nuestras cabezas como ciudadanos, autoridades, o empresarios. Mientras se perpetúe el clasismo, el machismo,perpetuaremos también esta situación””, afirmó.

Rafael, encargado de coordinar el trabajo de desarrollo de fondos de las más de 50 oficinas que TECHO tiene en Latinoamérica y el Caribe, planteó su posición desde la experiencia de los voluntarios al conocer estas comunidades y estrechar lazos con los vecinos de los asentamientos para gestionar proyectos conjuntos.

 “Duele mucho ver a familias que por ningún motivo lógico viven en el barro. Por eso, luego no entendemos por qué las escuelas piden a sus alumnos diseñar sillas si hay miles de familias que viven sin luz; por qué en las escuelas de ingeniería se imparten trabajos de casos ficticios cuando tendrían de sobra dentro de las comunidades. Si tenemos jóvenes más preparados, también tendremos soluciones mejor pensadas”, enfatizó Achondo dentro de su exposición.

Así se dirigía a su audiencia, que incluía a 30 panelistas, catalogados como la “elite del mundo de los negocios” y cuyas nacionalidades se paseaban por Colombia, Chile, Perú, México, Brasil y otros países.

“Ellos han logrado cruzar fronteras con sus empresas, se han convertido en inversionistas extranjeros en otros países de la región y han vivido en carne propia la experiencia de una empresa nacional que se convierte en multinacional”, explicó Elías Selman, editor y publisher de América Economía, en relación a los intervinientes, en su rol de organizador del evento que nombró por segundo año consecutivo a TECHO como una “Multilatina Social”, por su trabajo en busca de un país justo y sin pobreza.