• INTERNACIONAL
  • ARGENTINA
  • BRASIL
  • BOLIVIA
  • CHILE
  • COLOMBIA
  • COSTA RICA
  • ECUADOR
  • EL SALVADOR
  • ESTADOS UNIDOS
  • GUATEMALA
  • HAITI
  • HONDURAS
  • MEXICO
  • PANAMÁ
  • PARAGUAY
  • PERU
  • R. DOMINICANA
  • URUGUAY
  • VENEZUELA

El rol del Estado, la concepción de la situación de los asentamientos en los que habitan y el desarrollo de mecanismos de garantía para el ejercicio de sus derechos son algunos de los principales puntos que abordaron en su pronunciamiento oficial, los pobladores de diferentes países de Latinoamérica. 

En 2015 se realizó el Segundo Encuentro Latinoamericano de Líderes Comunitarios. A la cita asistieron 100 referentes comunitarios de 18 países de América Latina, en representación de las más de 600 comunidades que viven en asentamientos informales donde trabaja actualmente la organización TECHO. Como resultado de las jornadas de presentaciones e intercambios para profundizar en la situación de las comunidades en las que habitan y su rol en la construcción de soluciones a las problemáticas que enfrentan, redactaron un pronunciamiento con el título Una América Latina de todos y para todos.

¿Qué expresaron en estas líneas?  Léelo a continuación:

  • Que los Estados reconozcan que los asentamientos irregulares en situación de pobreza son la manifestación extrema de una dinámica estructural de desigualdad social. Latinoamérica es una región de ciudades sin ciudadanos y ciudadanos sin ciudades.

  • Elaborar estrategias para regular y asegurar la tenencia del suelo para que todas las personas podamos acceder a él de manera justa y segura.

  • Garantizar el derecho a una vivienda adecuada, la educación, la salud, la seguridad social, entre otros.

  • Articulación efectiva entre los distintos niveles y órdenes de gobierno y asegurar la participación de las comunidades en el diseño e implementación de políticas públicas.

  • Garantizar un sistema de justicia y seguridad pública que, en lugar de actuar contra quienes viven en situación de pobreza, sea garantía del bienestar de todos los ciudadanos.

  • Terminar con la corrupción fortaleciendo la transparencia y rendición de cuentas.

“Queremos una Latinoamérica de todos y para todos. Nos reconocemos como actores protagonistas de su construcción. Nuestra experiencia comunitaria nos asegura que el trabajo en conjunto, la solidaridad y la organización, son las bases para enfrentar los retos de la transformación social de la cual queremos participar desde el desarrollo de nuestras comunidades, en coordinación con las iniciativas populares y demás actores que participan en este desafío por el cambio”, señalaron.

Puedes leer el documento completo aquí.