• INTERNACIONAL
  • ARGENTINA
  • BRASIL
  • BOLIVIA
  • CHILE
  • COLOMBIA
  • COSTA RICA
  • ECUADOR
  • EL SALVADOR
  • ESTADOS UNIDOS
  • GUATEMALA
  • HAITI
  • HONDURAS
  • MEXICO
  • PANAMÁ
  • PARAGUAY
  • PERU
  • R. DOMINICANA
  • URUGUAY
  • VENEZUELA

Hasta la ciudad de Pretoria, en Sudáfrica, se traslada la discusión sobre uno de los grandes temas a considerar en la Nueva Agenda Urbana: los asentamientos informales. El evento temático forma parte de la serie de encuentros que organiza ONU-Habitat en el marco del proceso hacia Habitat III.

La Tercera Conferencia sobre Vivienda y Desarrollo Urbano Sostenible, también conocida como Hábitat III, hoy da un paso más en su proceso preparatorio en la ciudad de Pretoria, en Sudáfrica. Hasta allí llegarán autoridades gubernamentales, académicos, representantes de la sociedad organizada e integrantes de diferentes organismos internacionales, entre otros. La importancia de este encuentro temático radica en el documento que se generará al cierre del evento, con base en las discusiones que se desarrollen. De esta manera, el texto apuntará a contribuir al abordaje de la temática de los asentamientos informales en la Nueva Agenda Urbana, a definirse en octubre de este año.

Los asentamientos informales son un gran capítulo a contemplar en este proceso. En América Latina el tema adquiere un valor particular al definirse a la región como una de las más desiguales del mundo y la más urbanizada. En concreto, ONU – Hábitat señala que entre la población que reside en zonas urbanas en Latinoamérica (80%), casi un cuarto, 113.4 millones de personas, vive en asentamientos informales. En este sentido, los asentamientos informales  son una de las principales manifestaciones de la desigualdad, con ciudadanos que día tras día ven vulnerados sus derechos. Una realidad a la que también es justo describirla a través de pobladores  con capacidades, conocimientos y propuestas valiosas, a partir de la experiencia en la transformación del espacio para la satisfacción de sus necesidades, al margen del Estado y del mercado.

La situación de exclusión que caracteriza la realidad de estos asentamientos, priva a sus pobladores de derechos y restringe sus posibilidades de desarrollo. Por esta razón, muchos de estos asentamientos también se encuentran en situación de pobreza. La CEPAL recientemente advertía sobre el incremento en 7 millones de personas de este indicador en América Latina durante el último año.

Mientras el evento en Pretoria es la oportunidad para llevar la lupa a esta parte de la realidad regional y global, el proceso hacia Habitat III es un momento único para ampliar la mirada y poner en contexto a los asentamientos informales. Es la oportunidad para habilitar el espacio a interrogantes que interpelen el modelo actual de desarrollo urbano frente a la existencia de (anti)ciudadanos sin acceso a la ciudad.

¿Es sostenible un desarrollo urbano que excluye a parte de la ciudadanía?

¿Qué cambios deberían forjarse en nuestras ciudades y sociedades para cambiar esta realidad?

¿Qué rol deben asumir los diferentes actores en este marco?

¿Qué rol asumimos individualmente ante esta situación?

Este 7 y 8 en Pretoria los asentamientos informales son tema. Con ellos la desigualdad y la injusticia. Y la necesidad urgente de repensar la construcción actual de nuestras ciudades, bajo la convicción de que no es una ciudad si no es para todxs.