• INTERNACIONAL
  • ARGENTINA
  • BRASIL
  • BOLIVIA
  • CHILE
  • COLOMBIA
  • COSTA RICA
  • ECUADOR
  • EL SALVADOR
  • ESTADOS UNIDOS
  • GUATEMALA
  • HAITI
  • HONDURAS
  • MEXICO
  • PANAMÁ
  • PARAGUAY
  • PERU
  • R. DOMINICANA
  • URUGUAY
  • VENEZUELA

Una forma de insertarse al mercado laboral

La pobreza económica es una situación derivada de diferentes factores, entre ellas, el acceso a un trabajo digno. Los asentamientos con los que se vincula TECHO en Latinoamérica, no son ajenos a esta realidad, por ello desde hace varios años, la organización viene implementando diversos programas de capacitaciones que permitan a los pobladores insertarse al mercado laboral.

El programa capacitaciones en Oficios, nace como una opción de mejora de los hombres y mujeres en edad laboral de los campamentos, que se encuentran fuera del mercado; debido, en buena medida, a que no pudieron acceder a un centro de educación formal o a la discriminación que sufren por provenir de barrios o asentamientos precarios. El objetivo del programa es colaborar con la integración social y económica de la población de los asentamientos con su contexto local.

Los cursos que se dictan a través del programa de oficios o fomento productivo, se encuentran articulados en dos ejes, por un lado, la formación técnica, que busca una capacitación propia del oficio, orientado a brindar herramientas y conocimientos prácticos de ocupaciones como repostería, mecánica, peluquería, entre otros. Por otra parte, se encuentra la formación para el trabajo, que se orienta a despertar habilidades personales como la autoestima, comunicación o emprendedurismo.

Los frutos del 2015

En el 2015, el programa de capacitaciones en oficios organizado por TECHO, tuvo diferentes éxitos en cada país, ciudad y asentamiento donde se implementó a través de las mesas de trabajo con las comunidades. Las temáticas, horarios y fechas se trabajaron en conjunto con los pobladores de los asentamientos para que pudieran responder a sus necesidades específicas.

TECHO El Salvador desarrolló un programa de fomento productivo, trabajó este año en un proyecto junto a Porsche y el Instituto Tecnológico Centroamericano (ITCA) en capacitaciones técnicas de mecánica automotriz, además de capacitaciones sociolaborales que incluían temáticas de autoestima, trabajo en equipo, resolución de conflictos, entre otros. Así también se concretaron la construcción de hojas de vida de los participantes y simulaciones de entrevistas. En total se graduaron 15 jóvenes de las comunidades de El Trébol y El Tanque, quienes recibieron sus diplomas de certificación el 27 de noviembre en las instalaciones de Porsche Santa Elena.

El 5 de diciembre, en Buenos Aires, se graduaron 90 personas en diversos oficios como porcelana fría, costura, repostería, electricidad, plomería y mecánica de motores. Es importante rescatar, también, que este año por primera vez TECHO Argentina organizó dos cursos en mecánica de motores en conjunto con Cummins Argentina; tres de los egresados del primer curso, se encuentran actualmente trabajando para la empresa.

TECHO Uruguay, tuvo una graduación de 20 vecinos de diversos asentamientos de Montevideo, el 16 de diciembre. Los cursos de capacitación fueron de gastronomía, informática y práctica en instalación eléctrica. Como resultados de lo aprendido en las clases, los graduados en Instalación Eléctrica, replicaron un taller en el asentamiento Cañas, a quienes recientemente se les había construido sus viviendas de emergencia. Así también, dos vecinas que participaron en el curso de gastronomía, iniciaron un emprendimiento de pizzas, pizzetas y pedidos especiales.

TECHO Colombia, por su parte culminó en noviembre, con 76 graduados de su programa de capacitaciones en oficios de salud ocupacional, belleza, informática, inglés, francés, contabilidad, diseño de modas, electricidad y electrónica. Como en los anteriores países, el programa ha sido testigo de diversos emprendimientos, como son los casos de Bertilda Guerrero y Rosa Ligia, quienes hacen uso de los oficios aprendidos en costura y belleza, respectivamente, para generar sus propias fuentes de ingreso.

Testimonio

William Castro, de 20 años de edad, es Salvadoreño de la comunidad el Tanque, hijo de una ama de casa, tiene 4 hermanos y hasta antes de ingresar al programa de fomento productivo organizado por TECHO El Salvador, pensaba emigrar. William fue el mejor alumno del primer programa en mecánica automotriz realizado en el Salvador en conjunto con Porsche. El curso en Mecánica Automotriz, estuvo encaminado a fortalecer la economía familiar, con las mejoras y calidad de empleo y nivel de ingreso de la familia a través de capacitaciones y la inserción laboral a empresas ya establecidas o la constitución de nuevos emprendimientos.

Fueron cinco meses en los que William asistió a las capacitaciones junto a otros 3 amigos de la comunidad El Tanque; su gusto por la mecánica y sus deseos de aprender lo motivaron a culminar esta fase en su vida. “Mi familia se siente muy orgullosa, porque saben que es algo que me va beneficiar y me va servir para mi futuro. Me siento feliz, desde el primer día que llegué al taller” señala William, durante la entrevista. En un futuro espera concretar un negocio propio; comenta que su proyecto ahora es “seguir adelante y trabajar, en algunos años más en su propio taller automotriz.

Las clases en motor de combustión interna a gasolina, electricidad automotriz, sistema de frenos, suspensión y sistema de transmisión de fuerza automotriz le serán de utilidad no solo a William y sus amigos, sino a todos los participantes de la comunidad El Trébol y El Tanque que fueron parte de la iniciativa. El programa de capacitaciones, se concreta como un esfuerzo conjunto que espera rendir frutos a corto, mediano y largo plazo, con una mejora en la calidad de vida de los vecinos de los asentamientos en el Salvador y Latinoamérica

.