• INTERNACIONAL
  • ARGENTINA
  • BRASIL
  • BOLIVIA
  • CHILE
  • COLOMBIA
  • COSTA RICA
  • ECUADOR
  • EL SALVADOR
  • ESTADOS UNIDOS
  • GUATEMALA
  • HAITI
  • HONDURAS
  • MEXICO
  • PANAMÁ
  • PARAGUAY
  • PERU
  • R. DOMINICANA
  • URUGUAY
  • VENEZUELA

En la jornada de hoy, domingo 14 de octubre, se detuvo en forma arbitraria a Ana Lucía Álvarez, junto con más de 20 personas, mientras marchaban en Managua. Ana Lucía Álvarez es parte de la comunidad de TECHO, integrando el equipo de la organización años atrás. Desde el 2009, comprometida con las causas sociales y el sueño de una Nicaragua más justa y sin pobreza, ha trabajado en conjunto con miles de familias de barrios populares en Nicaragua y en Latinoamérica. Al momento de redactar este comunicado aún no hay información oficial de la situación de ninguna de las personas detenidas.

La organización TECHO Internacional manifiesta su gran preocupación por la situación que afrontan las y los nicaragüenses, ante los reiterados casos de detenciones arbitrarias a quienes ejercen el derecho humano universal a la libertad de expresión y libre reunión, que según el artículo 19  de la Declaración Universal de los Derechos Humanos cita textualmente: “Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión”, y el artículo 20 que en su inciso primero establece que: “Toda persona tiene derecho a la libertad de reunión y de asociación pacífica”.

Instamos al Estado de Nicaragua a detener la criminalización de la protesta y de las personas que demandan justicia y la salida democrática a la crisis. Exigimos a las autoridades el respeto al pleno ejercicio de los Derechos Humanos de toda la ciudadanía. Llamamos a la comunidad internacional a pronunciarse y nos unimos a la solidaridad latinoamericana y mundial con los detenidos en forma arbitraria.

Para TECHO ser joven y expresarse son parte de un ciclo virtuoso que debe ser promovido y resguardado. Creemos firmemente en este camino como el impulso para la construcción de ciudadanías fortalecidas en su participación y comprometidas con las búsqueda de soluciones a los desafíos que enfrentan nuestras sociedades.