• INTERNACIONAL
  • ARGENTINA
  • BRASIL
  • BOLIVIA
  • CHILE
  • COLOMBIA
  • COSTA RICA
  • ECUADOR
  • EL SALVADOR
  • ESTADOS UNIDOS
  • GUATEMALA
  • HAITI
  • HONDURAS
  • MEXICO
  • PANAMÁ
  • PARAGUAY
  • PERU
  • R. DOMINICANA
  • URUGUAY
  • VENEZUELA

En el marco de la nueva edición del Dakar, la Amaury Sport Organisation (ASO) renueva su compromiso, por quinto año consecutivo, con la labor de la organización TECHO, para la superación de la pobreza en asentamientos informales. De esta manera, la ASO entregará US$ 112.000 (dólares americanos) que se destinarán a la implementación de diferentes proyectos comunitarios en Argentina y Bolivia, los países que recorre la carrera.

Según cifras de ONU-Hábitat, 113 millones de personas viven en asentamientos informales en América Latina: 1 de cada 4 latinoamericanos. Situación que se traduce en millones de personas sin acceso a las garantías mínimas que provee la ciudad formal y que permiten acceder al desarrollo de una vida digna. En Argentina, el informe de relevamiento de asentamientos informales (Catastro de asentamientos informales) que realizó TECHO en el 2013, reveló que en el territorio donde vive el 60% del total de la población del país, hay más de 500.000 familias que residen en 1.834 asentamientos informales. Mientras que en Bolivia se desconocen cifras relacionadas, vale destacar que los datos oficiales (2014) señalan que el 17,8% de la población se encuentra en situación de pobreza extrema y 37,7% en situación de pobreza moderada.

De esta manera, con el compromiso de superar la situación de pobreza en los asentamientos informales y construir ciudades más justas, en el 2015 más de 60.000 voluntarios se movilizaron junto con pobladores de 650 asentamientos informales en 19 países de América Latina. “Para que estos esfuerzos cobren mayor impacto es imperioso el involucramiento de todos los sectores de la sociedad, en un marco global en el que se está definiendo en qué ciudades viviremos en los próximos 20 años, a través de la Nueva Agenda Urbana, o acaban de entrar en vigencia los objetivos para el desarrollo sostenible, que incluyen el fin de la pobreza y la construcción de ciudades y comunidades sostenibles”, explica Agustín Algorta, director social de TECHO.