• INTERNACIONAL
  • ARGENTINA
  • BRASIL
  • BOLIVIA
  • CHILE
  • COLOMBIA
  • COSTA RICA
  • ECUADOR
  • EL SALVADOR
  • ESTADOS UNIDOS
  • GUATEMALA
  • HAITI
  • HONDURAS
  • MEXICO
  • PANAMÁ
  • PARAGUAY
  • PERU
  • R. DOMINICANA
  • URUGUAY
  • VENEZUELA

“Queremos una Latinoamérica de todos y para todos”. Esta expresión redactada por 100 líderes y lideresas de asentamientos informales llegó hasta la XXV Asamblea de Ministros y Autoridades Máximas de Vivienda y Urbanismo que se realiza en Asunción, Paraguay.

El pronunciamiento, redactado por representantes de las comunidades más excluidas de 18 países de la región, donde trabaja la organización TECHO, enfatiza la vulneración de derechos permanente que viven sus pobladores, así como los compromisos que asumen para la transformación de esta realidad.

Entre los puntos que contiene, el pronunciamiento destaca la importancia de que los estados reconozcan a los asentamientos informales en situación de pobreza como la expresión máxima de las dinámicas de desigualdad social. Frente a esto, plantea la necesidad de elaborar estrategias para regular y asegurar la tenencia del suelo para que todas las personas puedan acceder de manera justa y segura, así como la importancia de garantizar el derecho a una vivienda adecuada, educación, salud y seguridad social.

“Queremos una Latinoamérica de todos y para todos. Nuestra experiencia comunitaria nos asegura que el trabajo en conjunto, la solidaridad y la organización, son las bases para enfrentar los retos de la transformación social de la cual queremos participar desde el desarrollo de nuestras comunidades, en coordinación con las iniciativas populares y demás actores que participan en este desafío por el cambio”, expresan sus autores.

El acontecimiento adquiere particular vigencia a casi tres meses de que se realice en Quito, Ecuador, la Tercera Conferencia sobre Vivienda y Desarrollo Urbano Sostenible de las Naciones Unidas, que definirá en una Nueva Agenda Urbana, el futuro de las ciudades por los próximos veinte años.

En este marco, los líderes y lideresas destacan también la necesidad de una articulación efectiva entre los distintos niveles y órdenes de gobierno, y de asegurar la participación de las comunidades en el diseño e implementación de políticas públicas. De esta manera, garantizar un sistema de justicia y seguridad pública que, en lugar de actuar contra quienes viven en situación de pobreza, sea garantía del bienestar de todos los ciudadanos. Al tiempo que subrayan lo clave de terminar con la corrupción mediante el fortalecimiento de la transparencia y la rendición de cuentas.

El documento fue elaborado durante el Encuentro Latinoamericano de Líderes Comunitarios que organizó TECHO. La entrega del pronunciamiento estuvo a cargo de Fernando Duarte, director social de TECHO Paraguay, con el objetivo de que resulte un insumo al proceso de discusión sobre el desarrollo urbano sostenible de la región.

En América Latina, la región más urbanizada y desigual del mundo, más de 100 millones de personas que viven en zonas urbanas, residen en asentamientos informales, según ONU-Hábitat. TECHO trabaja en más de 600 asentamientos de 19 países de la región. La organización busca contribuir a la superación de la pobreza que viven sus habitantes promoviendo la participación de estas comunidades y generando información que permita visibilizar y reconocer integralmente esta realidad latinoamericana.