• INTERNACIONAL
  • ARGENTINA
  • BRASIL
  • BOLIVIA
  • CHILE
  • COLOMBIA
  • COSTA RICA
  • ECUADOR
  • EL SALVADOR
  • ESTADOS UNIDOS
  • GUATEMALA
  • HAITI
  • HONDURAS
  • MEXICO
  • PANAMÁ
  • PARAGUAY
  • PERU
  • R. DOMINICANA
  • URUGUAY
  • VENEZUELA

En el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza, TECHO presenta el primer estudio sobre los asentamientos populares que están al otro lado del denominado “muro de la vergüenza”, en Lima, Perú.

Los distritos de La Molina y San Juan de Miraflores están divididos por un muro que se ha convertido en una imagen icónica de la desigualdad en Latinoamérica.

En el estudio, que se realizó con la participación del voluntariado y habitantes de las comunidades estudiadas, se contabilizaron un total de 138 asentamientos populares, donde 9 de cada 10 no acceden ni a la red pública de agua potable, ni a la red de saneamiento.

Llegar aquí no fue la primera opción para el 78% de las personas encuestadas, quienes aseguraron que el asentamiento fue la única alternativa que encontraron, ante la dificultad de habitar un espacio accesible en la ciudad.

Entre otros datos que arroja el informe se encuentra el riesgo latente de vivir una catástrofe socionatural. En el 64% de los casos, los encuestados consideraron la contaminación como el principal riesgo, debido a que los asentamientos se encuentran cerca de chancherías o basurales, mientras que el 30% enfrenta riesgo de incendios.

Otro dato demuestra que los y las habitantes de estos asentamientos no están quietos esperando ayuda: las comunidades del 97% de asentamientos están organizadas en juntas directivas para poder afrontar las dificultades.

Aproximadamente un total de 12.300 familias, más de 46.000 personas, viven en los 138 asentamientos del Distrito de San Juan de Miraflores. En América Latina, según cifras de ONU Hábitat, se calcula que 104 millones de personas viven en asentamientos como estos.