• INTERNACIONAL
  • ARGENTINA
  • BRASIL
  • BOLIVIA
  • CHILE
  • COLOMBIA
  • COSTA RICA
  • ECUADOR
  • EL SALVADOR
  • ESTADOS UNIDOS
  • GUATEMALA
  • HAITI
  • HONDURAS
  • MEXICO
  • PANAMÁ
  • PARAGUAY
  • PERU
  • R. DOMINICANA
  • URUGUAY
  • VENEZUELA

Por medio de un proyecto realizado a través de la ayuda de UNICEF, World Vision y la Secretaría de Educación de la Gobernación del Norte de Santander, TECHO Colombia logró impactar en la vida y en la educación de los niños de la vereda El Guayabo (Sardinata), quienes desde el 21 de septiembre cuentan con un Aula Educativa Temporal.

El proyecto surgió luego de conocer que los niños de El Guayabo estaban recibiendo clases en una estructura improvisada con polisombra y tejas de zinc. Lo anterior sucedió debido a que el colegio de esta comunidad, que fue construido hace cincuenta años, se vio afectado por un fuerte vendaval, por este hecho las paredes quedaron en muy mal estado y la estructura completa tuvo que ser declarada en alto riesgo.

De esta forma TECHO Colombia fue invitado para presentar su propuesta de aulas educativas temporales, lo cual dio paso a la realización de un proyecto comunitario que terminaría impactando mucho más allá de la construcción del espacio como tal.

La construcción de este espacio, que significaría una contribución para la educación de estos niños, tuvo una inversión estimada de $21.657.700, dentro de los cuales se destinaron recursos para la edificación del aula como tal, las instalaciones eléctricas al interior de esta, el transporte de los materiales utilizados en el proyecto y la movilización de voluntariado experto, quienes se trasladaron desde la capital colombiana hasta la vereda El Guayabo.

Fue así como la ejecución del proyecto estuvo liderada por dos miembros de nuestro equipo de TECHO y contó con el apoyo de 18 voluntarios de la comunidad de El Guayabo, y debido a la activa participación de cada uno de los habitantes de la vereda, se superaron las expectativas del desarrollo de trabajo, reduciendo tiempos y logrando objetivos de manera más eficiente.

Por otro lado, los niños, quienes serían los principales beneficiarios de esta construcción, también aportaron su granito de arena a través de la colaboración en pequeñas actividades como pintar detalles en el aula. A través de acciones como estas toda la comunidad de la vereda demostró su compromiso e interés con la construcción del aula, así como el equipo de TECHO Colombia le dio la bienvenida a cada persona que quiso aportar para seguir avanzando en pro de una mejor calidad en la educación de su comunidad.

 

A pesar de las dificultades que se presentaron a lo largo de la ejecución de esta iniciativa tales como retrasos en el viaje o climas no favorecedores, la construcción del aula finalizó de manera exitosa e incluso eficiente gracias a la ayuda de los aliados, voluntarios de la comunidad y, por supuesto, de los Amigos de TECHO  y grupos de donantes que con su aporte hicieron este y muchos otros proyectos una realidad.

Desde el equipo de TECHO Colombia, recalcamos la importancia de la colaboración por parte de la comunidad de El Guayabo, quienes nos acogieron como parte de su familia y comunidad, y la magnitud del aporte que cada integrante tuvo en esta construcción.

Finalmente, queremos agradecer enormemente a cada Amigo de TECHO, pues sus donaciones constantes hacen que nuestra organización siga en pie para juntos seguir en el camino de erradicar la pobreza en nuestro país, es gracias a cada donante que podemos brindarles a estas familias una oportunidad de superación y garantizarles un acceso a una mejor calidad de vida.