fbpx

Techo al día

[CARTA DE LA SOCIEDAD CIVIL POR EL DÉFICIT CERO]

[CARTA DE LA SOCIEDAD CIVIL POR EL DÉFICIT CERO]

[CARTA DE LA SOCIEDAD CIVIL POR EL DÉFICIT CERO]

Déficit Cero: Hacerlo Posible

Sábado 15 de mayo 2021.- publicada en La Tercera

Señor Director,

Después del 18-O del 2019, y durante todo el periodo de la pandemia, Chile ha experimentado el aumento más significativo de familias viviendo en campamentos de las últimas décadas. Sabemos que la mayoría de quienes hoy viven en estos lugares o que incluso han llegado a vivir en la calle, meses o años atrás vivían hacinados, allegados, en condiciones de pobreza o vulnerabilidad, muchos pagando arriendos por más de la mitad de sus bajos ingresos, o en barrios segregados de las oportunidades de la ciudad. 

Estas familias vivían otras formas de exclusión habitacional, un verdadero campamento oculto bajo techos y detrás de puertas de la ciudad, escondiendo el drama de millones de personas que no tienen acceso a una vivienda digna en urbes tan fragmentadas como desiguales. Un problema que afecta, por lo bajo, a más de 600 mil familias, el 10% de nuestros hogares, que componen el llamado déficit habitacional. Hablamos de una emergencia nacional que está en su momento más álgido, erosionando también nuestro sentido de comunidad y cohesión social.   

En tiempos en que escuchamos de “mínimos comunes” y de reactivación económica, en medio de múltiples elecciones y comenzando el camino a una nueva constitución, quienes suscribimos esta carta queremos hacer un llamado a enfrentar este problema con urgencia y determinación. No es el momento de “hacer lo posible”, sino el momento de “hacerlo posible”. Terminar con el déficit habitacional mediante la construcción de ciudades justas está en nuestras manos como país.

No es que no exista suelo para este propósito, es que lo hemos organizado en función del poder adquisitivo y no en función del bien común. No es que no tengamos recursos para esta prioridad; pues esto no sería un gasto sino una inversión para nuestro futuro, que atraerá nuevos recursos y generará valioso empleo. No es que no tengamos la capacidad para hacerlo; sabemos que, juntando a la academia con el mundo empresarial, de la mano de buenas políticas públicas junto a la capacidad de nuestra gente para elaborar soluciones colaborativas y adaptadas a las necesidades locales, podremos entre todos enfrentar este desafío. 

Muchos dirán que hay otras brechas sociales de las cuales hacernos cargo en el país, y es cierto. Pero, ¿sabrán el impacto de la vivienda en la educación de un niño o niña que no tiene un espacio para leer porque vive con 5 personas en la misma pieza, o no tiene luz eléctrica en el campamento? ¿Sabrán el impacto que tiene en la salud vivir sin aislamiento térmico ni buena calefacción en viviendas precarias? ¿Sabrán el impacto en la salud mental no tener un lugar en la ciudad? ¿Sabrán los abusos que podremos prevenir combatiendo el hacinamiento? Enfrentar el déficit habitacional significa no solo enfrentar la crisis de vivienda, sino el resto de las prioridades sociales al mismo tiempo. 

Por todo lo anterior es que, garantizar efectivamente el acceso a la vivienda adecuada para todos y todas es justo y bueno para Chile. Podemos y debemos hacerlo posible; no en 30 años más, sino en el corto plazo. No podemos llegar al 2030 con familias a las que no les quede otra que vivir hacinadas, allegadas o en campamentos en nuestro país.  

Mediante esta carta queremos, en primer lugar, ponernos a disposición para buscar la solución en conjunto. Sin las familias afectadas y sin las organizaciones sociales, cualquier solución será insostenible. En segundo lugar, queremos invitar e interpelar al mundo académico y empresarial a sumarse con fuerza en esta cruzada. Nadie podrá lograr este desafío por sí solo, y a Chile entero le conviene construir un techo donde nadie quede fuera. Y, en tercer lugar, queremos instar a las autoridades actuales y futuras a que, mediante la construcción de una nueva política habitacional acorde a la magnitud del problema y reconociendo efectivamente el derecho a la vivienda adecuada en la futura constitución, hagamos posible el déficit cero habitacional, combatiendo al mismo tiempo la desigualdad y la segregación de nuestras ciudades.

  1. Vicente Stiepovich, Director Social TECHO-Chile. 
  2. – Celsa Durán Morales, Presidenta junta vecinal Campamento Mesana, y Presidenta Asociación Casa Abierta, Valparaíso. 
  3. – Elizabeth Julio Cornejo, Junta de Vecinos Por Un Futuro Mejor, Lampa. 
  4. – Stephanie Hurtado, Presidenta Villa El Bosque, La Pintana. 
  5. – Isaías Paz, ex-Pdte Comité de Allegados Unión y Progreso, actualmente Condominio Sauces del Sol, Maipú. 
  6. – Freddy Mamani, Dirigente Comité Mirador del Valle, Campamento Bosque Hermoso, Lampa. 
  7. – Santiago Castillo, Vocero Agrupación por la Vivienda Luchadores de Lo Hermida, Peñalolén. 
  8. – Julia Espinoza, Vocera Agrupación por la Vivienda Luchadores de Lo Hermida, Peñalolén. 
  9. – Ingrid Lara, Presidenta Comité de Allegados Campamento Nueva Esperanza, La Pintana.  
  10. – Juana Calderón, Dirigenta Pampa Ilusión Unidos por la Paz, Campamento Nueva Villa Constancia 2, Antofagasta. 
  11. – María Elizabeth López, Presidenta Comité Por una Vivienda Digna, La Pintana. 
  12. – Sebastián Bowen, Director Ejecutivo TECHO-Chile y Fundación Vivienda.  
  13. – Paulo Egenau, Director Social Nacional, Hogar de Cristo. 
  14. – Susana Santibañez, Dirigenta Agrupación Social de Mujeres Yal Mapu, Quilicura.
  15. – Pilar Goycolea, Directora Ejecutiva, Urbanismo Social. 
  16. – Salomé Acevedo, Dirigenta Comité Allegados Pobladores Luchadores, La Florida. 
  17. – Isabel Lacalle, Directora Ejecutiva Corporación Nuestra Casa.
  18. – Claudia Bustos, Dirigenta campamento Chaurakawin, Osorno. 
  19. – Víctor Hernández, Presidente comité de vivienda y campamento Construyendo Futuro, Osorno. 
  20. – Sandra Mora, Presidenta comité de vivienda y campamento Esperanza Viva, Osorno. 
  21. – Eduvina Morales, Presidenta campamento Talagante sin Fronteras, Talagante.
  22. – Ana Lamilla, Ernesto Rojas y Lucrecia Coilla, Comité de Administración Condominio Antumalal, Renca. 
  23. – Joaquín Pérez, Director Ejecutivo, Junto al Barrio. 
  24. – Nicolás Cruz, Fundador Fundación Junto al Barrio. 
  25. – Cristina Durán, Campamento Las Algas Bajas Lobos Viejos, Talcahuano. 
  26. – Carolina Tohá, Presidenta Directorio Fundación Instituto Ciudad.
  27. – Valeria Bustos, Dirigenta Campamento Cerro la Unión, Talcahuano.
  28. – Yoya García, Presidenta Comité Habitacional Villa el Sol, Talcahuano.  
  29. – Javier Vergara, Director Ejecutivo, Ciudad Emergente. 
  30. – Vannia Paredes, Presidenta Comité Allegados Toma Lote 7, Mirador del Pacífico, Talcahuano. 
  31. – Catalina Litin, Directora Ejecutiva Fundación Superación de la Pobreza.
  32. – Juan Pablo Urrutia, académico Instituto de Vivienda U. de Chile. 
  33. – Waleska Ureta, Directora Ejecutiva Servicio Jesuíta a Migrantes. 
  34. – Pablo Flores, Director Ejecutivo Movidos x Chile. 
  35. – Myriam Meza Ancaten, Dirigenta Campamento El Ascensor Cerro 18, Lo Barnechea y Presidenta Comité “Despierta Barnechea”.
  36. Alberto Larraín, Director Ejecutivo Fundación Pro Cultura.
  37. – Benjamín Díaz, Presidente Fundación Núcleo Humanitario.
  38. – Rodrigo Tapia, Coordinador Laboratorio 9×18 UC. 
  39. – Juan Pablo Duhalde, Director de Incidencia, TECHO Internacional.
  40. – Juan Manuel Sánchez, Director Ejecutivo Corporación Ciudades.   
  41. – Jeannette Roa, Dirigenta Campamento Vicente Reyes, Maipú y Presidenta Comité Fe y Esperanza.
  42. – Hanz Rosenkranz, Director Ejecutivo Comunidad de Organizaciones Solidarias. 
  43. – Marjorie Valencia Barraza, Presidenta Comité Luchando por un Futuro Mejor, Campamento Las Lomitas II
  44. – Pía Mora, directora ejecutiva Fundación Alcanzable.

*Invitamos a organizaciones de la sociedad civil y dirigentes que quieran adherir a esta carta y sumarse a los firmantes, a escribirnos a info.chile@techo.org.