• INTERNACIONAL
  • ARGENTINA
  • BRASIL
  • BOLIVIA
  • CHILE
  • COLOMBIA
  • COSTA RICA
  • ECUADOR
  • EL SALVADOR
  • ESTADOS UNIDOS
  • GUATEMALA
  • HAITI
  • HONDURAS
  • MEXICO
  • PANAMÁ
  • PARAGUAY
  • PERU
  • R. DOMINICANA
  • URUGUAY
  • VENEZUELA

A propósito de una comunicación referida a la detención del referente social de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), Juan Grabois, desde TECHO quisiéramos aclarar algunos puntos que merecen especial atención.

Desde nuestra organización, ante diversas situaciones, solemos tomar posicionamientos públicos, en línea de nuestros objetivos estratégicos. Lo hacemos cada vez que identificamos situaciones irregulares en protestas pacíficas de referentes sociales vinculados a pobreza y asentamientos, como también cuando se producen desalojos fuera de los protocolos establecidos por la ONU o ante las muertes evitables a causa de la falta de acceso a servicios básicos formales, que ocurren en todo el país desde hace más de 50 años. Vale aclarar que apoyar a una persona u organización que tenga una posición partidaria, no significa de ninguna manera que TECHO apoye dicha expresión.

Hace 15 años trabajamos desde y con la diversidad como uno de nuestros pilares fundamentales. Articulamos con diferentes gobiernos, empresas, familias y organizaciones para lograr una mejora en la calidad de vida de quienes viven en los barrios populares. Particularmente, con el Gobierno Nacional, Cáritas y CTEP, entre otras, compartimos proyectos como la Ley de Integración Socio-Urbana y el Registro Nacional de Barrios Populares en donde detectamos que más de 4.500.000 de personas viven en asentamientos informales sin acceso a los servicios básicos y desde donde estamos planteando propuestas para revertir esta situación. Vale destacar que la CTEP, organización que representa Juan Grabois, agrupa trabajadores/as de la economía popular, todos/as ellos/as habitantes de los asentamientos. Allí es donde nos conocimos trabajando a la par hace varios años.

Creemos que es indispensable seguir tendiendo puentes entre quienes desde diversas posiciones y miradas buscamos superar la situación de pobreza que viven millones de personas en Argentina. En una sociedad donde se dialoga poco y se confronta mucho, resulta fundamental poder hacer visibles situaciones injustas y muy dañinas para la causa que trabajamos, como que se detenga irregularmente a un/a referente social (sea quien fuera) por ejercer de manera pacífica el derecho humano y constitucional a protestar.