TECHO
25 septiembre, 2017

Tres proyectos como resultado de FONTECHO en Turgua

Turgua es una pequeña comunidad que se encuentra en El Hatillo. Si nos adentramos en ella podríamos conocer un sector llamado La Cruz y otro Bajo Seco, lugares donde TECHO ha colaborado en la construcción de casas desde el año 2015. No obstante, en esta oportunidad Techo decidió colaborar con sus habitantes de una manera diferente.

FONTECHO es un programa de capacitación, dictado por los voluntarios de TECHO, que se enfoca en enseñarles a las personas de la comunidad las diferentes formas de elaborar y presentar un proyecto. En este caso, los habitantes son instruidos en cómo conseguir una idea factible y convertirla en un proyecto importante que logre resolver uno o varios problemas de la comunidad. Además, también se les enseña acerca de vocería, telegenia, elaboración de presentaciones y oratoria.

LOS PROYECTOS DEL SECTOR LA CRUZ Y BAJO SECO

En esta edición del FONTECHO participaron las comunidades de Turgua en las que TECHO trabaja. Tanto el Sector La Cruz como Bajo Seco desarrollaron ideas como:

SECTOR LA CRUZ

- La elaboración de un huerto para fomentar la agricultura y aprovechar las áreas verdes del espacio

- La elaboración de una caminería, como un proyecto de infraestructura, que facilite el acceso a las distintas áreas del sector

SECTOR BAJO SECO

- La instauración de un biodigestor para procesar los desechos y que luego puedan ser utilizados como fertilizantes

Asimismo, estas ideas son presentadas por personas de todas las edades. Un ejemplo de ello es María Olga Aguilar, de 59 años, quien trabaja en la elaboración de un huerto para su comunidad, se siente muy entusiasmada por lo mucho que ha avanzado en su proyecto y siente que:

“Lo más importante de este proyecto es que finalmente podremos tener un huerto para sembrar y así potenciar nuestra agricultura”

Y así como personas mayores participaron en el FONTECHO, los jóvenes no se quedaron atrás. Richard García tiene 31 años y es estudiante de Química en la Universidad Simón Bolívar.Para García FONTECHO representa su primer acercamiento con la organización; y durante varios meses ha estado trabajando en la elaboración de una caminería

“Construyendo una caminería se le puede facilitar el acceso a toda las personas y niños que transitan a diario por nuestra comunidad”

Debido a que todo es de tierra, cuando llueve el acceso a las casas, a la escuela o a los diferentes lugares del Sector La Cruz se les dificulta a todos, es por esto que García se siente motivado en hacer realidad este proyecto. Por otro lado, asegura que durante ese tiempo ha aprendido acerca de cómo presentarse adecuadamente, técnicas de oratoria y cómo gestionar proyectos que beneficien al futuro de la comunidad.