TECHO
23 septiembre, 2017

CERTIFICACIÓN DEL PROGRAMA DE ORGANIZACIÓN COMUNITARIA

Este domingo 29 de enero culminó el primer Programa de Organización Comunitaria de TECHO que capacitó y certificó a 25 líderes de la Fila de Turgua, municipio El Hatillo. Todos los domingos, desde el 6 de noviembre de 2016 hasta el día de hoy TECHO dictó diferentes módulos en el ateneo de Turgua.

Esta capacitación es la segunda fase o materialización de los datos que arrojó el Catastro realizado en 2016. En este levantamiento de información se identificó como debilidad la problemática de organización que existe en las comunidades y que se traduce en la no culminación de varios proyectos comunitarios.

A partir de esto, TECHO planteó como algunas de las metas: concientizar el rol del líder comunitario, fortalecer la participación y organización como capacidades comunitarias y reforzar el proceso de aterrizaje y formulación de propuestas, entre otras.

La directora de gestión comunitaria, María Laura Caraballo, expresó que a medida que transcurrieron los módulos hubo mucha más participación en los talleres. Según Caraballo, los líderes trabajaron mucho en su participación, concientizaron los conocimientos obtenidos y ya saben en qué lugar de su comunidad los pueden aplicar.

“La asistencia aumentó en cada módulo, porque los mismos líderes se encargaron de correr la voz para que las demás personas de su sector participaran, más allá de dar el contenido, esas son las cosas valiosas e intangibles que nos mueven como organización: la intención y el compromiso que tienen las personas de trabajar con nosotros”

 

HABLA LA COMUNIDAD

Tres líderes comunitarios de la Fila de Turgua pero de diferentes juntas comunales coincidieron que los contenidos ofrecidos por los voluntarios de TECHO son herramientas importantes que van a empezar a aplicar en el día a día de su sector.

El líder de Bajo Seco, Raúl Torres, comentó que la creación de este tipo de espacios es importante porque da pie al diálogo entre personas de la misma comunidad, pero de diferentes juntas comunales. “He hablado con muchas personas para generarles confianza y que se integren a estas actividades, ya que entre todos podemos ayudar, el interés en la gente se despierta poco a poco, ese es el trabajo que hay que hacer diariamente”, expresó.

Penélope, representante del sector Colinas de Bosque Fresco, expresó que el contenido legal y jurídico impartido en el programa, la ayudó mucho a orientar varias de sus propuestas en la comunidad.

 Jhony Cardoso, de La Hoyadita, agregó que aprendió a ser más humano y a pensar mejor en cómo ejecutar los proyectos.Las personas que aún no se atreven a involucrarse, deberían hacerlo porque de verdad te ayuda y es algo positivo para la comunidad”, comentó.

La Alcaldía de El Hatillo impartió un bloque con el marco jurídico y los mecanismos legales que tienen las comunidades para ejecutar y participar en las tomas de decisiones del sector.

Con un sancocho, y después la entrega de los diplomas a las personas que participaron, TECHO dio por culminada la actividad.

Satisfechos con los resultados de este Programa de Organización Comunitario seguiremos trabajando de manera sostenida en la Fila de Turgua, a través de nuestros equipos de comunidad y su mesa de diálogo, dos fines de semana al mes.