TECHO
26 abril, 2018

¿Por qué para transformar la realidad primero hay que conocerla?

La mayoría de las veces vemos la realidad de manera difusa. Es decir, creemos conocerla, pero al momento de actuar sobre ella, empiezan a aparecer dificultades que no habíamos considerado. Es ahí cuando se siente el peso de la mochila cargada de preconceptos construidos por nuestro entorno inmediato, por el vínculo con nuestra familia y amigos, por la exposición a los medios de comunicación, entre otros. De esta manera, pensar ideas y desarrollar propuestas precisas se convierte en una tarea particularmente compleja y nos exponemos a frustraciones y fracasos para los que corremos el riesgo de no encontrar explicación. Así sucede en el trabajo que buscamos sacar adelante en los asentamientos.

Realizar un relevamiento de información nos permite llenar nuestra mochila con conocimiento y conceptos certeros, generando un diálogo interno entre las ideas preconcebidas y los datos que la realidad desprende. En definitiva, se trata de acercarnos a los asentamientos para conocerlos mejor y para que quienes allí viven tengan un nuevo insumo acerca de la situación y sus desafíos. Tras ese paso, sigue la acción. Una acción que contará con otra carga de certeza para desatar los velos que confunden la mirada sobre la realidad en la que trabajar.

Un relevamiento de información nos permite diagnosticar. Apuntar a trabajar sobre roca. Para hacer desde TECHO y los asentamientos sobre bases más sólidas. Para incorporar a nuestra mochila un mapa con las referencias más claras sobre cómo, dónde y por qué debemos trabajar.  

 

   Lic. Guzmán Sommer

   Director de Diagnóstico, Evaluación e Investigación Social

   TECHO – Uruguay