TECHO
18 agosto, 2018

Mujeres x el cambio I Mariana

Si hablamos de referentes comunitarias en los asentamientos, Mariana de seguro está en la portada. A sus 60 años encabeza la comisión de vecinos del asentamiento Los Hornos, propuesta por ella y votada por sus compañeros.

Mariana vive con sus dos hijos, su nieta y su marido que tiene una enfermedad pulmonar y está permanentemente conectado a un tanque de oxígeno. Sus hijos trabajan ocho horas y Mariana se vio forzada a reducir su carga laboral para poder cuidar de su marido y su nieta, pasando de tener dos trabajos a tener uno.

Los gastos médicos que deben afrontar no son baratos y además necesita operarse de la vesícula, sin embargo ella sostiene que “mientras tenga para pagar la medicación y que él esté bien, no precisamos más”.

La comisión de vecinos que preside Mariana es muy activa y se mueve para mejorar las condiciones del barrio. Está registrada en la IM y ganaron un fondo de FonTecho * [iniciativa de fondos concursables y no reembolsables de postulación abierta a los asentamientos, con el fin de promover la ejecución de proyectos de infraestructura comunitaria respondiendo a su plan de acción.]  para construir un comunal donde reunirse y realizar distintas actividades. El crecimiento del mismo va paso a paso y día a día, mientras esperan que se le coloque la luz y el agua, buscan conseguir un médico que atienda allí una vez a la semana. Como todo se da pasito a pasito con cada esfuerzo y granito de arena, por ahora han conseguido la camilla.

Junto con TECHO consiguieron balastre para tapar una vieja zanja que oficiaba de basurero, y en su lugar se hizo una plaza. Los espacios para los niños siguen en la lista de proyectos de la comisión, y lo que se busca ahora es hacer un merendero. Para el día del niño y la niña, juntaron 120 juguetes para regalar, financiado con la venta de comida que donaron algunos comercios de la zona. Es que Mariana se dio a conocer en el barrio, se ganó la confianza de todos, y todos quieren colaborar.

“Los comercios a veces me llaman y me dicen tengo tal cosa para darte o tal otra. El tiempo que esté acá quiero que vean lo que hice con lo que donaron. Tengo entradas, salidas, boletas, todo para que puedan ver lo que aquí se hace”. También vende ropa con el objetivo de recaudar fondos para la comisión.

A sus 60 años, Mariana vive a un ritmo inusual, muy activo. Preside la comisión de su barrio, trabaja para su casa y sus vecinos, siempre buscando de donde aportar. “Lo que hago me encanta, si tuviera más tiempo haría más cosas”, su reflexión final, marca su personalidad.

 

* Los nombres han sido modificados para proteger la identidad de las personas.

.
.
 
.
.
Por Martín Carlevaro, voluntario del equipo de prensa.