TECHO
17 agosto, 2017

166 NUEVOS HOGARES INAUGURADOS EN SEMANA SANTA

Estos 4 días de descanso y reflexión fueron la excusa para que más de 800 voluntarios de Central, Caaguazú, Itapúa y Alto Paraná construyan viviendas de emergencia junto a 166 familias pobladoras de asentamientos informales en la ya conocida construcción de semana santa que realiza TECHO hace varios años.

Con el mensaje, “todas las manos sirven para este trabajo”, voluntarios de TECHO Paraguay junto con integrantes de diferentes comunidades construyeron 166 viviendas de emergencia a nivel nacional. En el departamento Central, se construyeron 106 viviendas en 8 asentamientos: Santa Rosa y Los Laureles (Areguá), San Martin, El Progreso y María de la Paz (Capiatá) y Divino Niño, 24 de Octubre, Taruma Poty e Independencia II (Luque). 

En Caaguazú, los trabajos se realizaron en los asentamientos Juan Latín y San Rafael de la ciudad de Coronel Oviedo levantando 15 estructuras habitacionales. Mientras que en Itapúa, fueron 25 familias quienes inauguraron sus viviendas en San Juan del Paraná y Encarnación. En Alto Paraná, la construcción se desarrolló en el asentamiento 8 de diciembre de Ciudad del Este y Renacer de Pdte. Franco junto a 20 familias pobladoras.

A pesar del clima característico de estos días, intenso calor y lluvia, la energía y el entusiasmo de los participantes no disminuyeron. Los voluntarios compartieron con cada una de las familias 2 jornadas de trabajo de 8 a 18 horas aproximadamente para la construcción de la vivienda, durmiendo en escuelas cercanas a las comunidades donde se daban espacios de reflexión sobre la realidad de los asentamientos y el rol que nos toca a cada uno como ciudadanos.

Lo más importante de estos espacios es el encuentro que existe entre los voluntarios y las familias pobladoras de asentamientos donde trabajan juntos en una acción puntual: la construcción de viviendas de emergencia, para mejorar la situación de pobreza que afecta a miles de paraguayos” – Mauricio Royg, Director Social de TECHO Paraguay.

La construcción de semana santa 2017 es la más grande del año, donde el trabajo simultáneo en las regiones donde trabaja TECHO es característica. Este año, la modalidad constructiva también fue parte de importante, ya que cada cuadrilla construía dos viviendas de emergencia, la primera tanda de viviendas inauguradas el viernes santo y la segunda el domingo.

La vivienda Las viviendas de emergencia son módulos habitacionales de 18 metros cuadrados de madera, con techo de chapa de zinc, montadas sobre 15 pilotes de caranday que aíslan a la vivienda del agua y la humedad. Para la construcción, las familias realizan el pago del 9% del costo de la vivienda (de un costo total de 7 millones de guaraníes), que sobre todo tiene como principal objetivo crear un sentido de pertenencia entre la vivienda y sus nuevos pobladores.