TECHO
25 septiembre, 2017

Hoy Panamá da un paso firme en la lucha contra la pobreza

Hoy Panamá comienza a realizar una medición de la pobreza a partir del Índice de Pobreza Multidimensional (IPM), lo que es motivo de reconocimiento a las instituciones de gobierno, ya que permite tener datos más integrales de la realidad que viven las personas en el país. Sin embargo, ¿qué es el IPM? El IPM es una herramienta elaborada por la Universidad de Oxford y es una forma de medir las privaciones y carencias que de manera simultánea afectan a las personas, aporta una visión integradora de la situación, revela el nivel de precariedad en diferentes áreas de un país y entre diferentes subgrupos de personas o por carencias específicas.

 

El IPM de Panamá está compuesto por 17 indicadores o privaciones repartidos en 5 dimensiones: (1) educación; (2) vivienda, servicios básicos y sin acceso a Internet; (3) ambiente, entorno y saneamiento; (4) trabajo y (5) salud. Un hogar se considera que es pobre multidimensionalmente hablando si está privado en 5 o más indicadores.

En la presentación realizada recientemente por el MIDES, se estableció que en Panamá el 19.1% de personas vive en hogares multidimensionalmente pobres. La dimensión educación contribuye al 23.9% del peso porcentual del IPM, le sigue la dimensión trabajo con 20.9%; ambiente, entorno y saneamiento con 20.7%; vivienda, servicios básico y acceso a internet con 19.8%, por último, la dimensión salud con 14.7%.

¿Qué significa esto? que a partir de este dato se pueden identificar específicamente en cuáles dimensiones del bienestar es que deben priorizarse los esfuerzos de la política pública, facilitando la creación de alianzas entre distintos sectores de la sociedad. Además, que se pueden asignar recursos de manera proporcional a las necesidades y privaciones reales a los individuos según las distintas áreas geográficas.

En TECHO trabajamos por la superación de la pobreza que se vive en las comunidades que viven en situación de exclusión y vulnerabilidad, fomentando con el desarrollo de proyectos la acción conjunta entre vecinos y vecinas de la comunidad y jóvenes voluntarios/as. Entendemos la pobreza como multidimensional, donde no solo los ingresos determinan la situación de una familia, sino que es tener varias privaciones que obligan, a quienes padecen de esta, a vivir una vida fuera de los estándares establecidos.

Para transformar esta realidad, desde TECHO fomentamos el desarrollo de las comunidades desarrollando proyectos que generen participación, organización, identidad, articulación y autogestión, dejando al mismo tiempo capacidades instaladas tanto en las comunidades como en los voluntarios y voluntarios que participan del trabajo en terreno. Saludamos nuevamente la iniciativa y nos ponemos a la orden para junto a las instituciones correspondientes sumar esfuerzos que vayan enfocados en la reducción de la pobreza multidimensional en Panamá.

Por: Miguel Alejandro Martínez, Director Social de TECHO Panamá.

Conoce más sobre la presentación de este informe en: http://bit.ly/2sSgAHF