TECHO
19 agosto, 2017

COMUNICADO: Situación desalojos Arraiján, mayo 2017

TECHO, Organización de la Sociedad Civil que trabaja por la superación de la pobreza en asentamientos informales, presente en 19 países de latinoamérica, donde habitan más de 104 millones de personas en comunidades vulnerables (ONU, 2016). Emitimos nuestra postura sobre los desalojos que han tenido lugar en los últimos días en la comunidad de Vista Mar en el distrito de Arraiján, provincia de Panamá Oeste y  mostramos nuestra preocupación por otras comunidades de la zona que se encuentran a la expectativa de las mismas acciones:

1. En su resolución 1993/77, La Comisión de Derechos Humanos declaró que la “práctica de los desalojos forzosos constituye una violación grave de los derechos humanos, en particular el derecho a una vivienda adecuada”. En 1977, el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales publicó su Observación general No. 7sobre los desalojos forzosos. Como organización estamos enterados que la situación de esta comunidad pretende ser manejado como un proceso de reubicación integral y nuestra intención es poder certificar que esto se cumpla.

2. Invitamos a las instituciones correspondientes y a la sociedad en general a comprender los asentamientos informales como un problema estructural, que trasciende la ocupación de un terreno de manera informal y que tiene como origen principal la falta de desarrollo local, además del poco acceso a oportunidades que empujan a miles de familias enteras a desarrollar sus vidas de manera informal. El 41% de las familias panameñas en el área metropolitana no pueden acceder a la vivienda más barata del mercado y coincidentemente el 42.62% de los hogares en está misma área, se han construido de manera informal (Foro y Observatorio de Sostenibilidad, 2015).

3. Invitamos al Estado y los distintos sectores de la sociedad a entablar un diálogo que incluya a los pobladores de este asentamiento garantizando los derechos de las personas que ahí habitan, especialmente el derecho a la vivienda que debe ser una garantía humanitaria. Todavía no hemos encontrado la solución a esta problemática y miles de personas viven en asentamientos sin acceso a una vivienda digna, servicios básicos, empleo y educación, muchos de ellos se ubican en las periferias de las ciudades, ejerciendo lo que se denomina como la toma de terrenos, expulsandolos a la informalidad como el único recurso que les queda para poder acceder a un terreno. La incertidumbre y el miedo es algo cotidiano en sus vidas, por lo que exigimos una rápida solución a esta situación y demandamos la garantía de los derechos de los ciudadanos que han sido desalojados del sitio donde habitaban.

4. TECHO está presente hace casi 20 años en asentamientos informales en Latinoamérica y desde el 2010, en Panamá, trabajando junto a miles de familias en situación de pobreza con la participación de 14,000 voluntarios en el país y más de 1 millón en toda latinoamérica. En este sentido, TECHO siente la obligación de señalar que en Panamá, la problemática de acceso al suelo debe ser una prioridad si queremos desarrollar un país más justo e inclusivo.

Como organización nos ponemos a disposición para que trabajemos Juntos en Esto y podamos construir una sociedad más justa y sin pobreza, donde nadie pueda quedarse atrás en el desarrollo económico y social del Panamá que todos/as soñamos.

Fotografía: La Prensa, Panama. Mayo 2017