TECHO
21 julio, 2018

TECHO realiza jornada de construcción en Occidente

 

En la construcción en  Aracely Pérez participaron voluntarios de la Fundación Holandés Homeplan, quienes  trabajaron en conjunto a familias y voluntarios en la construcción de las ocho viviendas. Posteriormente,visitaron la comunidades Santa Julia y el Panamá, para observar el impacto de viviendas construidas anteriormente.

HomePlan trabaja  con TECHO Nicaragua desde el año 2011. Están presentes en países como Zimbawe, Sudáfrica, Haití, México, cuya misión es  proporcionar  un hogar decente. Para la Fundación es importante la unión de las dos filosofías ya que los voluntarios extranjeros puedan aportar a otro tipo de realidad.

Arent Van de Sande, miembro de la junta directiva de HomePlan, dijo que lo  que más le sorprendió fue ver a voluntarios que estaban trabajando junto a familias.Para Arent es importante que jóvenes estén dispuestos a trabajar en asentamientos.

Aracely Pérez es un  asentamiento cuyas casas se ubican a la orilla de un cauce. Las calles están deterioradas por las corrientes de agua y las viviendas mayormente están construidas con zinc y madera. Las y los jefes de familia trabajan por cuenta propia como comerciantes en la terminal de buses o desde sus casas haciendo tortillas  o vendiendo elotes. Los servicios básicos de luz y agua  son aprovechados por los habitantes para sus quehaceres cotidianos. A lo largo de la calle hay unos hermosos arboles de Guanacaste que resguardan con sombra a los hogares y protegen a los niños en sus juegos.

Yo fui el primero en venir a esta comunidad. Mi primera casa era de plástico, comentó  Carlos Urbina. Asimismo, mencionó que hace 13 años era un camino peligroso y las familias llegaban y  se van. Poco a poco se han introducido servicios básicos con la ayuda de la unión comunitaria.  Mencionó que le  gustaría ver a su comunidad con mejores calles, viviendas más bonitas y mayor participación comunitaria.

Moisés Saldaña, líder de la escuela Aracely Pérez, narró el proceso de planificación de las construcciones desde el compromiso con ser líder de escuela, visitas a la comunidad, entrevistas, trabajo con los directores de áreas, a su vez se imparten talleres de educación financieras y de método constructivos con el fin de mejorar las condiciones de las familias. “ Siento que ha cambiado mucho en mí.  Me ha hecho ver muchas realidades en Nicaragua”, agregó Saldaña.

14 familias participaron en la jornada de construcción, como el núcleo de Vanesa Ríos. Ella tiene 32 años de edad  y nueve años de vivir en la comunidad Aracely Pérez. Tiene dos hijos. Se dedica al oficio de comerciante de mariscos. Es una mujer muy risueña, trabajadora y con ganas de salir adelante junto a sus dos niños, que están en quinto grado de primaria y son alumnos destacados. Vanesa destaca la importancia del trabajo de TECHO junto a las familias.

Leopoldo Centeno, voluntario de TECHO, se unió al equipo desde el año 2013. Explica que le gusta ver  la alegría de  familias  cuando se le entregan las llaves de su vivienda y ver la emoción en sus rostros. “No todas las casas tienen acceso  a agua potable. Están en una casa que no está en condiciones de ser habitadas porque se arriesgan ya que no tienen donde vivir”, comentó al describir la situación de muchas familias.  Centeno destaca la participación comunitaria como una forma de trabajar en equipo y que se ejecuten los proyectos de desarrollo.

Anneke Ekkelkamp, miembro de la junta directiva de HomePlan, expresó que esta experiencia es una forma de ver la realidad y mejorarla. También, dijó que le motiva la reacción de los voluntarios y la forma en que trabajan juntos. Por lo tanto, el voluntariado de TECHO pone mucho empeño y esfuerzo por transformar la realidad de muchas familias Nicaragüenses, agregó.

En estas construcciones miembros de la comunidad destacaron la importancia de vivir con  derecho a servicios básicos y una vivienda que cumpla con las condiciones adecuadas de seguridad. TECHO en el mes del Hábitat reafirma su compromiso con comunidades para mejorar la calidad de vida y promover un desarrollo comunitario en relación con todos los derechos humanos.