TECHO
22 junio, 2017

Del 23 al 25 de enero se realizó la primera construcción del año en la comunidad el pantanal

Durante el 23 al 25 de enero se realizó la primera construcción del año, donde 115 voluntarios participaron de esta actividad que se llevó a cabo en la comunidad el pantanal ubicado en el departamento de granada. El objetivo fue validar el compromiso que tenía la organización con doce familias desde noviembre del año 2016; estaban planificadas a construirse doce viviendas en ese mes, pero por el contexto de emergencia de alerta roja ante huracán, terremoto y tsunami que sufría el país, tomaron la decisión de suspender esas construcciones y garantizar la seguridad de todas las personas involucradas, tanto de voluntarios, aliados como  pobladores.

TECHO ha trabajado en esta comunidad desde el año 2009, junto de la mano de 96 familias en el programa de vivienda. El director social de TECHO Nicaragua Moisés Flores, expresó que se contó con la participación de uno de sus mayores aliados  Journey, llevan casi un año trabajando en conjunto y han construido alrededor de 60 viviendas, en esta ocasión se sumaron 36 voluntarios extranjeros de la fundación, quienes junto a 79 voluntarios de universidades y de secundaria construyeron el fin de semana.

Mayra Corrales, coordinadora de infraestructura de TECHO Nicaragua, explicó que el proceso de construcción tiene una duración de dos meses y medio, desde la confirmación de fondos hasta la finalización de las viviendas. La construcción de las viviendas es durante un fin de semana, se llega el viernes por la noche únicamente a un espacio de presentación y formación; el día sábado salen desde temprano a construir para que el día domingo se finalice y hagan entrega de las viviendas a cada familia.  Corrales expresó que las familias seleccionadas pasan por un proceso que inicia desde la aplicación de una encuesta a nivel de toda la comunidad que se realiza cada dos años, hasta cuando la información se sistematiza y los puntajes más altos son seleccionados para realizar una segunda entrevista.

Los materiales que se le entrega a cada líder de cuadrilla en conjunto con su equipo para la construcción entre las herramientas están la pala, el martillo, la barra metálica, el desarmador, el serrucho, el nivel de gota, la cinta métrica de 8m y 5 m. Por otro lado, entre el herraje esta las bisagras, los pasadores, los tornillos gypsum, la haladera, la porta candado, el nylon, los clavos de 4″, 3″ y de zinc.

“En TECHO el voluntariado es una forma de poner en practica nuestra condición de ciudadanos, para nosotros ser voluntario no es una actividad, es una actitud que implica la decisión de comprometernos con la realidad de nuestro país; por eso para TECHO es clave el compromiso que se asume desde el voluntariado en la realización de iniciativas que busquen superar la situación de pobreza que se vive en los asentamientos. Los y las voluntarias son el motor que impulsa el trabajo que realizamos, mientras más voluntarios se involucran son más historias de trabajo en conjunto, que demuestran que juntos podremos alcanzar una realidad más justa” añadió Moisés.