TECHO
25 abril, 2018

TECHO concluyó segunda fase de construcción de 100 viviendas de emergencia junto a familias de comunidades de Oaxaca afectadas por el sismo

  • La primera etapa de construcción de refugios fue junto a 214 familias de CDMX, Estado de México, Puebla y Morelos.

  • La construcción se enmarca en un plan de emergencia en que priorizaron comunidades y familias más afectadas por los sismos de septiembre.

  • Las restantes viviendas se construirán durante 2018.

A más de tres meses de los sismos de septiembre, la organización de la sociedad civil TECHO México, que busca superar la situación de pobreza en asentamientos informales, concluyó la segunda jornada de construcción de viviendas de emergencia del año junto a 100 familias de Ixtepec (Oaxaca) fuertemente afectada por el sismo. La jornada duró una semana desde el 15 al 22 de diciembre y se movilizaron más de 450 voluntarios y voluntarias.

La construcción se enmarca en un plan de emergencia que la organización activó, a partir de los sismos de sismos de septiembre, en los asentamientos humanos en situación de pobreza, que resultaron aún más afectados por la precariedad en la que ya se encontraban. En el marco del, se mapearon más de 78 comunidades afectadas en función del grado de afectación por los sismos y situación socioeconómica de las familias, para finalmente priorizar 12 comunidades y construir junto a 500 familias afectadas. Fue un trabajo que involucró el voluntariado de la organización con apoyo de vecinos/as de comunidades afectadas y organizaciones aliadas.

La de Oaxaca fue la segunda jornada de construcción de viviendas de emergencia, luego de la primera que se llevó a cabo en comunidades de Morelos, Puebla, Ciudad de México y Estado de México. Las restantes viviendas se construirán durante el primer trimestre de 2018.

Desde TECHO alertan que los sismos han dejado en evidencia la vulnerabilidad en la que se encuentran las comunidades en situación de pobreza y los desafíos en torno a la reconstrucción de las ciudades afectadas. Algo que se apreció en ejemplos concretos, como las comunidades del estado de Puebla, donde se pudo establecer que, de los 112 municipios golpeados por el temblor en ese estado, 47 tienen un grado alto o muy alto de marginación. Esto representa el 42%, de acuerdo a un cruce de datos que hizo el equipo de la región en base a información de INEGI.

“Como organización que trabaja en asentamientos precarios, decidimos orientar nuestros esfuerzos de selección en función de la situación de vulnerabilidad de las comunidades que se vio todavía más acentuada por los sismos: es importante reflexionar la emergencia social que ya existía y que se agravó” destacó Emilia García, directora Ejecutiva de TECHO- México.

La organización ha destacado que para poder inscribirse como voluntarios/as y ser parte e las construcciones de 2018, deben escribir a [email protected]