TECHO
22 junio, 2017

Las niñas y los niños también son parte del derecho a la ciudad

La Encuesta de Caracterización de Hogares de TECHO México 2016 arrojó datos que nos hacen reflexionar entorno a la desigualdad de derechos que viven día a día las niñas y los niños de los asentamientos informales de la Ciudad de México, Jalisco y Estado de México. A continuación los más destacados:

Seis años es la edad promedio de los menores de los asentamientos de dichas entidades, de los cuales 52% son mujeres y el resto son hombres. En temas de escolaridad, 75 por ciento de los menores saben leer y escribir, mientras que un 25% es analfabeta. En este sentido, el 87 por ciento de las niñas y los niños asiste a la escuela. Quienes no van a clases se debe a tres razones principales: por la lejanía de la escuela, falta de dinero y no tuvo permiso de sus padres o tutores.

Los habitantes más pequeños de los asentamientos, al no ir a la escuela, generalmente optan por el trabajo. Entre las actividades que realizan en este rubro está la agricultura y/o ganadería, la construcción, el comercio y la industria manufacturera.

En el tema de seguridad social, específicamente en lo relacionado a servicios de salud, sólo el 73 por ciento de los menores cuentan con algún seguro médico. El 27 por ciento restante no podría atenderse en caso de enfermedad o emergencia. A propósito, las afecciones más comunes entre los menores son: respiratorias, dermatitis, asma y epilepsia.

Por eso, en el día del niño y de la niña no podemos olvidar la desigualdad de los menores que viven en los asentamientos informales. Ellxs también son parte del derecho a la ciudad.