TECHO
27 mayo, 2017

Historia

¿QUÉ ES TECHO?

TECHO es una or­ga­ni­za­ción pre­sen­te en La­ti­noa­mé­ri­ca y El Ca­ri­be que busca su­perar la si­tua­ción de po­bre­za que viven miles de per­so­nas en los asen­ta­mien­tos pre­ca­rios, a tra­vés de la ac­ción con­jun­ta de sus po­bla­do­res y jó­ve­nes vo­lun­ta­rios.

TECHO tiene la con­vic­ción de que la po­bre­za se puede su­perar de­fi­ni­ti­va­men­te si la so­cie­dad en su con­jun­to logra re­co­no­cer que éste es un pro­ble­ma prio­ri­ta­rio y tra­ba­ja ac­ti­va­men­te por re­sol­ver­lo.

OB­JE­TI­VOS ES­TRA­TÉ­GI­COS

(1) Fo­men­tar el desa­rro­llo co­mu­ni­ta­rio en asen­ta­mien­tos pre­ca­rios, a tra­vés de un pro­ce­so de for­ta­le­ci­mien­to de la co­mu­ni­dad, que desa­rro­lle li­de­raz­gos va­li­da­dos y re­pre­sen­ta­ti­vos, y que im­pul­se la or­ga­ni­za­ción y par­ti­ci­pa­ción de miles de po­bla­do­res de asen­ta­mien­tos para la ge­ne­ra­ción de so­lu­cio­nes a sus pro­ble­má­ti­cas. El desa­rro­llo co­mu­ni­ta­rio es eje trans­ver­sal del tra­ba­jo de TECHO en asen­ta­mien­tos pre­ca­rios.


(2) Pro­mo­ver la con­cien­cia y ac­ción so­cial,
 con es­pe­cial én­fa­sis en la ma­si­fi­ca­ción del vo­lun­ta­ria­do crí­ti­co y pro­po­si­ti­vo tra­ba­jan­do en te­rreno con los po­bla­do­res de los asen­ta­mien­tos e in­vo­lu­cran­do a dis­tin­tos ac­to­res de la so­cie­dad en el desa­rro­llo de so­lu­cio­nes con­cre­tas para erra­di­car la po­bre­za.

(3) In­ci­dir en es­pa­cios de toma de de­ci­sión y de de­fi­ni­ción de po­lí­ti­cas pú­bli­cas a tra­vés de la de­nun­cia de la ex­clu­sión y vul­ne­ra­ción de de­re­chos den­tro de los asen­ta­mien­tos, de la ge­ne­ra­ción y di­fu­sión de in­for­ma­ción re­le­van­te sobre estos y de la vin­cu­la­ción de sus po­bla­do­res con otras redes. Todo esto para que los pro­ble­mas de estas co­mu­ni­da­des sean re­co­no­ci­dos por la so­cie­dad y prio­ri­ta­rios en la agen­da pú­bli­ca.

HIS­TO­RIA

En 1997 un grupo de jó­ve­nes co­men­zó a tra­ba­jar por el sueño de su­perar la si­tua­ción de po­bre­za en la que vi­vían mi­llo­nes de per­so­nas. El sen­ti­do de ur­gen­cia en los asen­ta­mien­tos los mo­vi­li­zó ma­si­va­men­te a cons­truir vi­vien­das de emer­gen­cia en con­jun­to con las fa­mi­lias que vi­vían en con­di­cio­nes inacep­ta­bles y a vol­car su ener­gía en busca de so­lu­cio­nes con­cre­tas a las pro­ble­má­ti­cas que las co­mu­ni­da­des afron­ta­ban cada día.

Esta ini­cia­ti­va se con­vir­tió en un desa­fío ins­ti­tu­cio­nal que hoy se com­par­te en todo el con­ti­nen­te. Desde sus inicios en Chile, se­gui­do por El Sal­va­dor y Perú, la or­ga­ni­za­ción em­pren­dió su ex­pan­sión bajo el nom­bre “Un Techo para mi País”.

Luego de 15 años de tra­ba­jo, TECHO man­tie­ne ope­ra­ción en 19 paí­ses de La­ti­noa­mé­ri­ca y el Ca­ri­be: Ar­gen­ti­na, Bo­li­via, Bra­sil, Chile, Co­lom­bia, Costa Rica, Ecua­dor, El Sal­va­dor, Gua­te­ma­la, Haití, Hon­du­ras, Mé­xi­co, Ni­ca­ra­gua, Pa­na­má, Pa­ra­guay, Perú, Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na, Uru­guay y Ve­ne­zue­la. Ade­más, cuen­ta con ofi­ci­nas en Es­ta­dos Uni­dos, así como tam­bién en Lon­dres, In­gla­te­rra.