TECHO
12 diciembre, 2018

Ante la situación actual de la emergencia del volcán, TECHO informa

A partir de la realidad de emergencia en la que se encuentra Guatemala a raíz de la erupción del Volcán de Fuego el pasado 3 de junio, y dada la coyuntura nacional, TECHO – Guatemala desea comunicar lo siguiente:

  • TECHO lideró el levantamiento de información de las familias en albergues oficiales y no oficiales, buscando respetar su integridad durante el proceso. Movilizando a más de 200 voluntarios se realizaron 1,284 encuestas, donde se definió un total de 8 comunidades afectadas: Don Pancho; El Barrio; El Porvenir (incluye Las Lajas); El Rodeo; La Trinidad; La Reina; San Miguel Los Lotes; Santa Rosa.
  • TECHO proporcionó el diseño de Módulos Habitacionales Transitorio -MHT y aportó con la capacitación para el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Guatemala. El gobierno comunicó su compromiso con la realización de 120 de estos módulos.
  • TECHO se propuso el compromiso de construir 130 MHT, que buscan albergar a 520 familias. Esta construcción fue acordada realizarse en Finca La Industria y un terreno municipal de Alotenango. A la fecha se lleva un total 67 MHT gracias al financiamiento del sector privado y donantes de los diferentes sectores de la sociedad guatemalteca.
  • Paralelo a la construcción de módulos, como parte de la respuesta a la emergencia, se está construyendo un total 80 viviendas de emergencia (45 ya construidas) con el apoyo de la organización católica Cáritas y Catholic Relief Services.

Al día de hoy se tiene un primer listado de familias elaborado por UDEVIPO (Unidad para el Desarrollo de Vivienda Popular), validado por las autoridades comunitarias y oficializado por la Municipalidad de Escuintla y Gobernación Departamental de Escuintla; dicho listado prioriza una respuesta para las comunidades de San Miguel Los Lotes y El Barrio; 410 familias serán trasladadas a partir de este domingo 29 de julio en 108 MHT. Actualmente se está trabajando en un segundo listado bajo la misma metodología, dando respuesta a la comunidad El Porvenir en Alotenango, donde se estima que serán 173 familias las que se trasladarán a 46 MHT.

Respecto a las otras comunidades, en el espacio de la Mesa Multisectorial de Recuperación las autoridades locales hicieron la solicitud a CONRED, como miembro del Comité Científico Nacional, para reevaluar la situación del área afectada y dar un nuevo dictamen. Éste será la base para que los gobiernos locales determinen la población que debe ser reubicada, tanto por verse afectada directamente, como por tema de prevención. No se podrá continuar con la gestión de soluciones ante la emergencia, hasta que dichas decisiones no se hagan públicas. Mientras tanto, UDEVIPO continúa la elaboración de listados para dichas poblaciones damnificadas.

Dado al panorama político en el que está inmersa la emergencia, TECHO  no ha podido continuar la ejecución que se tenía planificada para inicios de agosto. Entendiendo que existen comunidades aún sin respuesta, TECHO desea reiterar su compromiso con:

  • Continuar el acompañamiento que se está haciendo a UDEVIPO para la generación de listados de familias, fomentando la organización comunitaria a través de asambleas y participación de referentes de dichas comunidades afectadas.
  • Continuar en la búsqueda de recursos, tanto monetario como en especie, que permitan agilizar la respuesta habitacional a las comunidades que lo necesitan.
  • Velar por que se dé una respuesta definitiva a las familias damnificadas, monitoreando el cumplimiento de compromisos que el Estado y los Gobiernos Locales han realizado.

Son más de 2,000 familias guatemaltecas que fueron afectadas y aún se encuentran expuestas a una situación de alto riesgo, donde eminentemente sus derechos siguen siendo vulnerados. Conociendo de cerca la realidad de las comunidades, TECHO hace un llamado al accionar de una forma inmediata para concretar la respuesta a esta emergencia.

Es importante invertir en acciones de prevención ya que la situación de desigualdad que existe en Guatemala, genera que millones de personas vivan en zonas de alto riesgo, siendo los más afectados cuando catástrofes naturales suceden. No obstante se debe reconocer la emergencia permanente en la cual, más de la mitad de la población guatemalteca vive en una situación de pobreza y vulneración de derechos. Es momento de accionar como ciudadanía activa y trabajar contundentemente para que esta emergencia ya no sea parte del panorama diario.