TECHO
21 octubre, 2017

Trabajemos para transformar país

Por: Claudia Olano

Tuve el privilegio de escuchar a un líder comunitario de El Trébol que mencionaba que la pobreza no debe transcender generaciones, porque el hecho que los papás hubieran vivido en esta condición no significa que los hijos e hijas también deban hacerlo. Y es una frase que ha quedado conmigo desde ese día y me ha motivado a ser un agente de cambio para transformar país desde mi rol de voluntaria y comunicadora en la sociedad.

La situación de pobreza es una problemática que surge a raíz de la vulneración de Derechos Humanos, a los que todos debemos tener acceso. Pero, existe una gran desigualdad de oportunidades debido a la falta de cumplimiento de estos. Un ejemplo es que, en comunidades como Boca Poza, El Tanque y Farabundo Martí, el acceso al agua se incumple en un 100%. Esto es una cifra alarmante, ya que es una necesidad básica, la cual todos tendríamos que tener. Lo mismo sucede con la violación al derecho a una vivienda adecuada, que es de un 100% en Altos de Matazano, Boca Poza, El trébol, La Cuchilla, El Tanque, La Esmeralda, Farabundo Martí, Tierras de Israel y Tepezontes.

El pasado sábado de conmemoró el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza. Pero, la verdadera pregunta es, ¿qué estamos haciendo para contribuir a la superación de esta problemática? No necesitamos ser súper héroes, ni hadas mágicas o ser un multimillonario, lo único que debemos hacer es aportar un poco de nuestro tiempo o recursos.

El voluntariado es una forma de trabajar por transformar el país donde vivimos. Existen muchas organizaciones para hacerlo, y que cada día, están en una constante busca para la creación de soluciones que superen esta problemática. TECHO El Salvador es una de estas organizaciones que empodera a muchas personas con herramientas que son autosostenibles en el tiempo y que generen desarrollo comunitario en el lugar donde viven. Todos podemos formar parte de su voluntariado o no hacer nada ante las injusticias que se viven en el país.

Por esto, te invito a que no te quedes sentado, ni dando tu opinión en redes sociales, o con las personas a tu alrededor. Comprometamos a ser ciudadanos conscientes de nuestra responsabilidad para convertir el país, proponer y accionar iniciativas, que velan por el respeto a los Derechos Humanos, motivados a ser agentes de cambio en la búsqueda de un mundo justo. Ahora, te pregunto de nuevo ¿qué estás haciendo para superar la situación de pobreza?