TECHO
21 octubre, 2017

Dime dónde vives y te diré si trabajas

Por: Diana Melgar

“Dime con quién andas y te diré quién eres” es un adagio muy usado sobre la influencia de las personas en la personalidad y actitudes de otra. Dicho refrán se transforma en: “Dime dónde vives y te diré sí trabajas” para muchos jóvenes en asentamientos urbanos de El Salvador.

El trabajo decente es uno de los derechos más violentados en los asentamientos a nivel nacional, a pesar de considerarse como una de las principales líneas estratégicas para la superación de la pobreza, tal como se estipuló en la Conferencia  Internacional del Trabajo en 2003.

Uno de los puntos más relevantes que se debatieron en la citada conferencia fue el impacto de la discriminación en cualquiera de sus tipologías en las oportunidades de empleo a las cuales una determinada porción de la población puede acceder. La discriminación es la base misma de la exclusión social y de la pobreza. (OIT, 2003). Otro de los puntos a destacar es que uno de los grupos poblacionales en mayor riesgo de no superar la trampa de la pobreza son los jóvenes, esto debido a la falta de oportunidades y discriminación. (OIT, 2003)

En un diagnóstico socio-laboral juvenil que se está implementando en tres asentamientos urbanos -pertenecientes a Antiguo Cuscatlán y Santa Tecla-  dos de los municipios con el IDH más alto a nivel nacional (PNUD, 2009)- los participantes expresaron que uno de los principales obstáculos para lograr obtener un empleo y mejorar sus condiciones de vida es el lugar donde residen. Los jóvenes participes del estudio expresan que cada vez que logran llegar a la fase de entrevista son “automáticamente” rechazados para el puesto pues identifican que  la mayoría de asentamientos son sinónimos de problemas de delincuencia y violencia.

Lo anterior demuestra como el derecho a un trabajo decente simplemente es transgredido tanto por empresas, instituciones y organismos tanto públicos como privados al negar la oportunidad de participar en un proceso transparente de selección en el cual su lugar de residencia no sea el determinante entre trabajar o no.