TECHO
21 octubre, 2017

La educación es un derecho inalienable

Por: Gabriela Grajeda

En El Salvador la educación ha sido considerada, por muchas generaciones, como un privilegio.  A lo largo del tiempo, la educación se ha visto como un medio lucrativo y no como el derecho que debería representar. Lo anterior, podemos evidenciarlo en que a mayor calidad educativa ofrezcan los centros es mayor el monto necesario para poder costearla.

Según la Ley general de educación, el Estado está en el deber de fomentar el acceso de la población al sistema educativo a partir del desarrollo de una infraestructura adecuada, dotación de personal competente e instrumentos pertinentes. Además, se menciona que los programas destinados a crear, construir, ampliar, reestructurar y reubicar centros educativos deben basarse en las necesidades reales de la comunidad. Para evidenciar grandes fallas se pueden revisar estos dos artículos:  artículos art. 4 y art. 7.

Es de conocimiento general que muchos centros educativos no cuentan ni con material y infraestructura adecuada para facilitar el proceso de aprendizaje de los niños, niñas y jóvenes. Por ejemplo: hay centros donde los pupitres están en muy mal estado, lo que puede dificultar que los niños tomen notas de manera eficiente y entorpecer el aprendizaje de la escritura debido a que los chicos no tienen un espacio donde apoyarse de manera adecuada y realizar trazos fluidos.

Hablemos del capital humano

En muchas escuelas se cancelan clases porque los profesores no se presentan, esto provoca que los estudiantes no asistan a la escuela y si se da de manera repetida puede generar una pérdida en la motivación de los chicos hacia el estudio y desembocar en la deserción escolar. Para poder resolver este problema se debe abocar a las razones que están detrás de esto. Se debe considerar las condiciones necesarias para que los docentes se sientan cómodos para ejercer su rol y, si es necesario, despertar su pasión por enseñar.

Es de suma importancia empezar a ver la educación como el derecho inalienable que es y no solo el poder asistir a una escuela. El sistema debe brindar educación de calidad con las condiciones necesarias para optimizar el proceso de aprendizaje.