TECHO
22 junio, 2017

SE DESARROLLÓ ECO EN COMUNIDAD EL PITO

El objetivo principal de la actividad era conocer a la comunidad. De este modo, recopilar información que permita la planificación de futuros proyectos

Los domingo 26 de febrero y 05 de marzo, se llevó acabo el Escuchando a las comunidades (ECO), en comunidad El Pito, Santiago Nonualco, La Paz y se dividió en dos jornadas que duraron de 9:00 a.m. a 2:00 p.m. Durante esta actividad se recolectó información de 28 familias, en colaboración de 21 voluntarios. En esta ocasión a los habitantes se les realizó una encuesta de situación habitacional, la cual va directamente dirigida a conocer la situación del lugar.

Diana Melgar, directora de diagnóstico, inserción, monitoreo y evaluación de TECHO El Salvador explicó que, esta comunidad ha sido escogida con el fin de poder postular a un premio en marzo de este año por parte de la fundación Gloria de Kriete, “Ayudando a quienes nos ayudan”. Si los fondos son obtenidos se  emplearán para  la construcción de viviendas. Para esto se  identificaron dos comunidades: El Pito y San Francisco El Porfiado.

TECHO  El Salvador se está logrando posicionar con la  experiencia de los jóvenes. En todas las actividades se tiene un espacio donde se comparten las experiencias vividas y el aprendizaje que han tenido, gracias a las ECO. Este es un espacio donde se puede dar cuenta de la realidad en la que viven muchas personas. Gracias a esto, el voluntariado pueden tener un acercamiento con pobladores, ya que cada líder de  hogar les abren las puertas y generan un diálogo, para poder buscar el mejoramiento de la comunidad; pero más que esto crean un lazo de familiaridad.

Diego Aguilar, voluntario TECHO expresó que, esta es la cuarta vez que visitan la comunidad y se ha logrado establecer una buena relación con pobladores y líderes, esto es lo que motiva a poder generar un trabajo en conjunto. De igual manera, comentó que poder tener un acercamiento con los pobladores y poder generar lazos de confianza, se convierte en una experiencia gratificante.

Luis Chicas, presidente de la ADESCO, afirmó que en El Pito hay un aproximado de 180 familias. Asimismo, mencionó estar muy conforme con la realización de la ECO en la que se involucraron pobladores y voluntariado TECHO.

Creemos que es posible tener un mejor presente para nuestras familias, si luchamos por conseguir y aplicar las herramientas que nos permitan trabajar y superar las condiciones de pobreza. Esto es el comienzo de algo grande para las comunidades gracias al trabajo en conjunto de la sociedad y el voluntariado que adquirido una responsabilidad por transformar la realidad del país.