TECHO
23 junio, 2017

Modelo de Trabajo

Transformar Latinoamérica, desde Latinoamérica, con Latinoamérica, para Latinoamérica

TECHO trabaja en asentamientos precarios, siendo su motor esencial la acción conjunta de sus vecinos y vecinas, y jóvenes voluntarios y voluntarias, quienes trabajan para generar soluciones concretas a la problemática de la pobreza.  TECHO impulsa un proceso continuo de fortalecimiento de la comunidad, siendo el desarrollo comunitario el eje transversal de la intervención.

En TECHO entendemos el desarrollo comunitario como la evolución progresiva de una comunidad en torno al fortalecimiento del capital social comunitario: la confianza y solidaridad del grupo, organización y participación en torno a objetivos, suficiencia para vincularse y trabajar con actores externos y la capacidad de auto gestionar soluciones para sus problemáticas.

La idea de producción social nace de la evidencia del enorme esfuerzo que hace una parte importante de la población desde el territorio. Es más que la acción institucional de TECHO en la comunidad, es algo que ya existe y que podemos fortalecer. Es un estado de mejora continua planificado, participativo y estratégico, responde a un modelo de solidaridad y complementariedad con otros actores, de transformación de las relaciones de poder.

  1. INVESTIGACIÓN INICIAL E INSERCIÓN

En un primer momento a través de una estrategia territorial identificamos comunidades que se encuentren en condición de pobreza extrema, esto con apoyo de la municipalidad o con herramientas de identificación de asentamientos como el catastro o censo de asentamientos.

Luego de identificar las comunidades que cumplen de mejor manera nuestros criterios de trabajo en comunidad realizamos un proceso de inserción donde contactamos a los líderes-as de las comunidades, aplicamos una ficha de reconocimiento e invitamos a la comunidad a postular al trabajo con TECHO. Con este proceso de postulación pretendemos que la comunidad conozca sobre TECHO, los programas que impulsamos, decidan si quieren que TECHO trabaje en conjunto con los vecinos y vecinas y se organicen para postular.

  1. DIAGNÓSTICO

Una vez seleccionadas las comunidades donde TECHO empezará a trabajar, se genera un Equipo de Comunidad, integrado por vecinos, vecinas, voluntarios y voluntarias. Los y las integrantes de este equipo identifican y caracterizan las condiciones de vulnerabilidad de hogares y asentamientos con el apoyo de la población, referentes de la comunidad y otros actores influyentes, impulsando desde un inicio la organización, participación y corresponsabilidad de la comunidad. Se elabora un diagnóstico comunitario que refleja de forma cuantitativa y cualitativa la situación de la comunidad, en diversas temáticas como educación, hábitat y habitabilidad, trabajo, salud y relaciones comunitarias.

  1. MESA DE TRABAJO

Posteriormente, TECHO genera espacios participativos y desarrolla soluciones concretas en conjunto con los vecinos y vecinas de la comunidad, consolidando la Mesa de Trabajo. Este es un espacio periódico de diálogo entre líderes-as comunitarios/as y voluntarios/as a partir del cual se planifica estratégicamente un plan de acción para dar soluciones a las necesidades identificadas en la comunidad, promoviendo la articulación con distintos actores de la sociedad.

  1. PROGRAMAS Y PROYECTOS

A través de las Mesas de Trabajo, TECHO promueve distintos programas y proyectos que aportan al trabajo realizado por la comunidad. En todo el proceso de los programas y proyectos se mantiene un enfoque comunitario que promueva la organización y participación de la comunidad. Entre los principales programas que TECHO desarrolla tenemos:

  • Programas de Viviendas: Construcción de viviendas de emergencia en conjunto entre voluntarios, voluntarias y la familia como una solución concreta y realizable al corto plazo. Además, TECHO busca generar en un mediano plazo una serie de otras soluciones de vivienda progresivas.

  • Proyectos de Hábitat: Se desarrollan proyectos de equipamiento comunitario (parques, casas comunales, canchas, entre otros), así como fondos concursables destinados para el desarrollo de proyectos comunitarios.

  • Programas de Formación: Se generan espacios de compartir, en torno a una serie de temáticas, que promueven el fortalecimiento de las capacidades comunitarias, como la identidad y la organización.

Además, TECHO promueve la vinculación a redes para potenciar los programas y proyectos mencionados, así como para desarrollar otros proyectos que contribuyan a la generación de soluciones integrales en temáticas ajenas a nuestro campo de acción (educación, salud, trabajo, etc.). Estas soluciones potencian las capacidades individuales y colectivas de autogestión en la comunidad e involucran a los voluntarios en un proceso de sensibilización y concientización en torno a la pobreza y sus causas, que los lleva a actuar y movilizarse para generar cambios reales.

  1. EVALUACIÓN

En un último momento TECHO evalúa el impacto de los proyectos y el cumplimiento de los objetivos del trabajo en comunidad, valorando el cierre o renovación del trabajo en la comunidad.