TECHO
19 noviembre, 2017

Las voces de las Comunidades

Guayas, domingo 16 de julio del 2017

Pronunciamiento del II Encuentro de Referentes Comunitarios TECHO Ecuador 2017


???? por: Jairo Mendoza

Los días 15 y 16 de julio del año 2017, los líderes y lideresas y los coordinadores y coordinadoras de comunidad representantes de los 11 barrios donde TECHO Ecuador tiene intervención permanente en Guayas, Manabí y Pichincha, nos reunimos en un espacio en el que fortalecimos nuestro liderazgo facilitador mediante el diálogo constructivo hacia el desarrollo sostenible de la participación y organización comunitaria.
De estos dos días de trabajo nos llevamos muchos recuerdos, enseñanzas y experiencias que permitirán que el trabajo en nuestros barrios sea cada vez más participativo, organizado y sostenible; no obstante, aún nos falta mucho camino por recorrer para lograr nuestros sueños, y por este motivo hemos decidido contarles un poco más sobre nosotros, nuestras comunidades y objetivos e invitarles a sumarse a nuestra lucha diaria, tanto desde la perspectiva de los voluntarios y voluntarias, como la de los vecinos y vecinas.

Sobre nosotros

Las comunidades donde vivimos y trabajamos tienen muchas cosas positivas. Son lugares tranquilos, llenos de gente motivada, colaboradora, comprometida y ambientes familiares. Existe mucha predisposición para trabajar en equipo y generar soluciones auto gestionadas, basados en la confianza al otro. Tenemos iniciativa y convivimos en base a la solidaridad, generosidad y cooperación.
Sin embargo, también tenemos oportunidades de mejora y factores que nos molestan y frenan nuestro desarrollo. Carecemos de apoyo del estado y no contamos con al menos un servicio básico en parte o la totalidad de nuestras comunidades. La falta de obras, como vías de acceso y áreas
comunes, generan desmotivación que deviene en desunión, problemas de comunicación y hasta inseguridad y consumo de drogas.
Más allá del hoy, sabemos que tenemos el derecho de vivir y trabajar en comunidades que cuenten con todos los servicios básicos, caminos, carreteras, áreas verdes y comunitarias, que promuevan la seguridad y alejen a nuestros jóvenes de las drogas. Soñamos con barrios en los que todos y todas nos organicemos y participemos en pro de objetivos comunes, unidos y en convivencia.
Creemos, además, que soñar con un asentamiento mejor no basta. Por eso, trabajaremos para tener exigir que las autoridades tengan respeto hacia la población. Vamos a luchar por ciudades inclusivas, igualitarias, justas y solidarias para todos los sectores sociales, donde la diversidad sea respetada y no exista lugar para la discriminación. Queremos vivir en espacios seguros y democráticos que impulsen la cultura colectiva; las ciudades que queremos son sostenibles, sin contaminación y cuentan con buenos servicios públicos.

Nuestra invitación

Nuestro trabajo en los barrios como referentes necesita de más actores para obtener resultados
tangibles, es por eso que nuestra invitación es a sumarse al trabajo que TECHO viene haciendo con
nosotros y nosotras para la construcción de comunidades más fortalecidas.

A las autoridades les pedimos que escuchen a la ciudadanía para la toma de decisiones, creando canales de comunicación entre vecinos y gobernantes para identificar las necesidades. Queremos que existan menos procesos burocráticos, sobre todo velando por la transparencia en la administración pública. Junto a ustedes buscamos gestionar obras para el desarrollo de las comunidades y que todos los sectores de la población reciban la misma atención. Soñamos con áreas verdes en las ciudades, y que con que juntos impulsemos la creación de una cultura ambiental entre los ciudadanos.

Pedimos especialmente que sean más humanos, empáticos, que escuchen a la gente y que realicen un correcto proceso de socialización al intervenir con obras en las comunidades. Conozcan más los barrios, trabajen en red y atiendan a grupos vulnerables como indigentes. Especialmente les
pedimos acompañar los procesos de formalización, haciendo énfasis en promover el empleo con trato justo y acorde a la ley.
Y como el cambio empieza por nosotros, también queremos retar a TECHO a crecer como organización. Queremos ver un TECHO que continúe guiando la gestión y desarrollo de las comunidades, promoviendo el intercambio de experiencias. Es momento de impulsar con mucha más
fuerza los proyectos y resultados, especialmente facilitando más espacios de aprendizaje con el foco en los barrios. Debemos insistir en que las muchas actividades que lidera TECHO con masividad, no le resten calidad al resto de iniciativas.
Soñamos con un TECHO con grandes prácticas en gestión de la información, sumadas a indicadores y una óptima planificación de actividades. Queremos que la organización crezca en su profesionalismo y cuente con todos los recursos necesarios para garantizar la excelencia del trabajo en los barrios, entendiendo que es una tarea que nos compete a todos y todas.
Nuestro mensaje para TECHO es: sigamos en la lucha y hagamos que nuestra historia se haga conocer en todo Ecuador. Seamos sinónimo de amor, comunicación, transparencia, cumplimiento, compromiso, y buenas prácticas en herramientas de gestión y evaluación de proyectos.
Además de TECHO y las autoridades, somos creyentes de que para la transformación de nuestras comunidades y ciudades es necesario que todos y todas se sumen de alguna manera. Participen más, sean humanitarios. Debemos dejar de ver sólo lo que está al frente nuestro, y explotar nuestra sensibilidad ante las problemáticas de la sociedad. Respetemos los derechos y deberes de todos y todas, seamos mejores personas y promovamos la unión, sin hipocresías. Esta sociedad debe brindar oportunidades equitativas y promover la igualdad. Necesitamos ser más conscientes y generar un mayor compromiso y coherencia, con valores y principios sólidos, ética, honradez y acciones responsables. Este mundo necesita más de nosotros; está en nuestro poder lograr estar a la altura.
Si bien nuestro llamado es a toda la sociedad, queremos enviarle un mensaje especial a los y las jóvenes de nuestro país. Sigan sumándose al trabajo con las comunidades vulnerables y sus habitantes, tal como los voluntarios y voluntarias de TECHO lo hacen. Sigan estudiando, haciendo actividades recreativas y aléjense de las cosas que les hacen daño. Involúcrense y sean ciudadanos y ciudadanas activos; participen en la sociedad con conciencia, coherencia y proactividad. Necesitamos a jóvenes que difundan la realidad y compartan sus conocimientos; jóvenes que actúen por las problemáticas de nuestras ciudades, que salgan de su zona de confort y trabajen con pasión y entrega por alcanzar el sueño de una sociedad justa, igualitaria, integrada y sin pobreza.

Nuestro compromiso

Nuestra invitación es abierta y busca facilitar el diálogo con todos los actores del Ecuador. No obstante, creemos fuertemente en la importancia de reafirmar nuestro compromiso con el país que soñamos, basados en la convicción de que la transformación de nosotros, nuestros barrios y ciudades, es posible.
Por ese motivo, nos comprometemos a seguir trabajando junto con las comunidades más vulnerables de país, vivamos en ellas o no. Seguiremos siendo perseverantes y nuestra voluntad de cambiar la realidad no va a flaquear. Vamos a levantar la voz para denunciar, pero siempre con los pies en los barrios, siendo coherentes con lo que se dice y hace y tratando de ser ejemplo para otros. Seguiremos involucrándonos con un compromiso a largo plazo, haciendo visible la transformación que estamos generando en equipo para que otras personas también se unan.
Adicionalmente, renovamos nuestro compromiso con TECHO, organización que nos reúne estos días para co-construir participativamente nuestro futuro. Vamos a dar todo de nosotros para hacer posibles las actividades y proyectos en los barrios, brindándole todas las facilidades a TECHO y a los y las que quieran sumarse a nuestros ideales. Vamos a mantenernos organizados de manera armónica dentro de las comunidades, dando nuestro tiempo y buscando involucrar a más vecinos, promoviendo su crecimiento. Vamos a seguir actuando y aspiraremos a ser cada vez mejores ciudadanos y ciudadanas.
Hoy más que nunca nos sentimos empoderados y sabemos que estamos en el lado correcto de la historia. Podemos y vamos a fortalecer nuestra democracia, participación ciudadana y planificación para lograr que nuestros sueños y los de los miles de ecuatorianas y ecuatorianos que representamos, se hagan realidad. Vamos a transformar Ecuador, desde los barrios de Ecuador, con todos los actores de Ecuador, para Ecuador.