TECHO
18 enero, 2018

Una realidad que se ignora en la rutina

Por Allan Solano, Coodinador de Reconocimientos en la G.A.M.

La extrema pobreza suele concentrarse en los espacios urbanos, principalmente en los asentamientos marginales, por lo que el estado y las municipales han luchado por disminuir el aumento demográfico en estas áreas. Ý mejorar la seguridad y la sostenibilidad de las ciudades implica garantizar el acceso a viviendas seguras y el mejoramiento de los asentamientos marginales. Quizás esté sea el discurso que con normalidad solemos escuchar, lo cierto del caso es que los gobiernos han demostrado una clara ineficiencia en la solución de este problema, a lo que organizaciones de la sociedad civil como TECHO se han comprometido, en superar la pobreza, a través de la formación y la acción conjunta de sus habitantes, jóvenes voluntarios y organizaciones aliadas en los asentamientos marginales. El proyecto de identificación, reconocimiento y caracterización de comunidades en condición de pobreza en el Gran Área Metropolitana, surge en respuesta a las necesidades institucionales de TECHO y en conformidad de su visión de trabajar en comunidades marginales para lograr una sociedad justa y sin pobreza.  Este proyecto cumple con las necesidades actuales de la Institución y en función de los nuevos Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, principalmente del objetivo 11 que establece qué:

“Más de la mitad de la población mundial vive hoy en zonas urbanas. En 2050, esa cifra habrá aumentado a 6.500 millones de personas, dos tercios de la humanidad. No es posible lograr un desarrollo sostenible sin trasformar radicalmente la forma en que construimos y administramos los espacios urbanos. Conseguir que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles.”

Agenda Global de Desarrollo Sustentable 2030

Por lo cual él proyectó de identificación, reconocimiento y caracterización de comunidades en condición de pobreza en el Gran Área Metropolitana será clave para determinar el rumbo institucional de TECHO con el fin de emitir recomendaciones dirigidas a elaborar el modelo de trabajo para los siguientes años. Para lograr los objetivos del proyecto será de suma importancia el apoyo de ciudadanos y de los gobiernos locales para que sean parte de las soluciones a los problemas que enfrentan estas comunidades. La participación de los voluntarios será de vital importancia. Los voluntarios que postulen y sean seleccionados tendrán que trabajar en la implementación de una estrategia ya establecida, para lo cual será necesario la composición de un equipo multidisciplinario. Por lo que los objetivos del proyecto solo se podrán lograr con el compromiso decidido a favor de la construcción de ciudadanía y el fortalecimiento de las competencias de los jóvenes dispuestos a darlo todo y lograr su incidencia en las comunidades dónde trabajaremos.

¿En un bosque solitario, los árboles hacen ruido al caer?

Durante los años que he sido voluntario en TECHO he tenido momentos felices y tristes, momentos que probablemente no olvidaré, pero lo que me ha marcado como voluntario, es ser testigo de la realidad de muchos de los habitantes de mí país, de las reivindicaciones sociales, de las luchas cotidianas de las clases más desfavorecidas que para sobrevivir bajo un techo han sido precarizados en los asentamientos más desfavorecidos, olvidados, solos, donde no puedan hacer ruido. A través de este proyecto se pretende hacer eco y evidenciar las voces que han sido acalladas por las latas de zinc, por los escombros y la apatía de nuestros gobiernos.

 

Si te interesa ser parte de este equipo de voluntarios y voluntarias, podés acceder a la postulación en este link: http://bit.ly/2aI98o3