TECHO
23 octubre, 2017

TECHO organiza Encuentro de Líderes Comunitarios en Medellín

Captura de pantalla 2017-07-27 a las 5.54.10 p.m.

El sábado 8 de julio, en el Preventorio del barrio Belén, se llevó a cabo el Encuentro de Líderes Comunitarios (ELC) de TECHO en Medellín, instancia que propició espacios de formación y construcción colectiva de conocimiento entre voluntarios y referentes barriales.

En esta oportunidad participaron 20 líderes comunitarios, en representación de El Faro, Nueva Jerusalén y Vereda Granizal, asentamientos informales emplazados en Bello y Medellín donde TECHO tiene presencia permanente, a través de la implementación de programas de Vivienda e Infraestructura, Ambiental y Alimentario, así como de Educación para la Paz.

Para la realización del ELC, se contó con la asesoría de las prestigiosas firmas de abogados, Gómez Pinzón Zuleta, y Gesinco, así como de María Nieves Ángel, docente y comunicadora social para el desarrollo, de la Universidad de Antioquia. Con ellos se ahondó en temas de interés general como planes de acción en caso de desalojo, legalización y formalización de predios, fomento de trabajo en red, y fortalecimiento de estrategias educomunicativas entre comunidad y organizaciones.

La importancia del Encuentro de Líderes Comunitarios es que actúa como instancia de intercambio de conocimientos y herramientas en temas de alta relevancia para la realidad de los asentamientos, como el respeto de los Derechos Humanos en contextos de vulnerabilidad.

A juicio de Juan José Cano, organizador del encuentro, “queremos reforzar elementos puntuales que aporten a los referentes a nivel de autogestión, en materia de participación comunitaria y en el empoderamiento de un modelo de transformación como oportunidad de mejora para sus comunidades”.

Por su parte, Lizardo Correa, líder comunitario de la vereda Granizal, ubicado en el municipio de Bello, destaca la relevancia del encuentro y la trascendencia que tendrá en su comunidad, pues “constituye un espacio de discusión para apropiarnos de nuevos conocimientos jurídicos y legales que servirán de herramienta para defender los derechos humanos, de manera que en todo momento prevalezca el debido proceso, evitando que se vulnere la integridad moral, física y psicológica de cientos de familias que viven en nuestras comunidades”.

Por Giovanny Muñoz