TECHO
18 agosto, 2018

Firmamos convenio de colaboración con NEXO+, en búsqueda de una mejor vivienda de emergencia

En la región del Biobío se firmó un convenio de colaboración entre TECHO-Chile y NEXO+, la organización creada por Gustavo Fuentes, Gonzalo Chacón y Esteban González, jóvenes voluntarios de la Fundación en la región que lanzaron este año el Desafío de Innovación en Viviendas de Emergencia.

Nexo+ nace de la preocupación en la respuesta habitacional que el Estado encarga a TECHO-Chile en las diferentes catástrofes que azotan a la población. Una vivienda de emergencia estandarizada, con proveedores acotados, stock limitado, materiales y diseños que no eran los óptimos para las características geográficas fue a lo que se enfrentaron estos voluntarios y cientos más de todo Chile en las emergencias producidas por los incendios en los cerros de Valparaíso en 2014, las aluviones en el Norte Grande en 2015 y los incendios forestales en el sur del país en 2017.

Por ello, el Desafío de Innovación en Viviendas de Emergencia busca entregar soluciones en viviendas de emergencia que sean capaces de dar respuestas a estas preocupaciones. Mediante equipos de trabajos interdisciplinarios conformados por estudiantes universitarios de ocho casas de estudios en Concepción, un jurado seleccionará a las mejores propuestas. Nexo+ luego gestionará estos diseños con empresas locales para que sean consideradas como las respuestas habitacionales ante las catástrofes que puedan ocurrir en la región del Biobío y en toda la zona sur del país.

El rol de TECHO-Chile en este trabajo es aportar con experiencias, metodologías, testimonios y un modelo de trabajo que la Fundación ha ido elaborando en cada emergencia gestionada con equipos de voluntarios y profesionales.

Al respecto Pablo Marinao, director regional de la Fundación en Biobío aseguró que “la respuesta habitacional ante las emergencias se mejoran con este tipo de iniciativas. Estamos convencidos como equipo profesional y con nuestro cuerpo de voluntarios que es necesario contar con varias tipologías de viviendas que respondan a tres aspectos clave, y que es lo que esperamos ver en el Desafío: innovaciones en el diseño y materialidad, mejoras en la logística y construcción, y propuestas de proyección de la vivienda en el corto y mediano plazo.

Además, Marinao agregó que “por ello participamos en esto con esta firma de Convenio. Queremos que la vivienda de emergencia sea eso, una solución temporal, pero que permita a las familias tener la seguridad de contar con un techo que les permita vivir con dignidad el tiempo necesario antes que se les entregue su nueva vivienda”.