TECHO
21 enero, 2018

Principios

Nuestro modelo de intervención es el que TECHO propone, cuyo pilar fundamental es la Mesa de Trabajo. Ésta es una instancia democrática y formal de reunión; liderada por dirigentes sociales y con la participación permanente de profesionales y voluntarios que apoyan el desarrollo de la solución habitacional y fortalecen la organización comunitaria. En esta se promueven los diagnósticos participativos y posterior planificación, ejecución y evaluación de las iniciativas que surgen de la comunidad.

Como Área de Desarrollo de Hábitat creemos que la única manera de que estas comunidades salgan de su situación de pobreza y marginación, es a través de la participación y organización, es decir, nuestro modelo posee un intenso y decidido enfoque comunitario.

Todos nuestros proyectos buscan reunir 5 principios:

Localización

Buscamos principalmente, mantener a las familias en sus comunas de origen; de esta forma pueden mantener sus redes de apoyo. Además, buscamos terrenos con acceso a redes de transporte, a infraestructura, a Servicios
de Salud, de Seguridad, y, en general, que gocen plenamente de los beneficios de la Ciudad formal. Además, buscamos maximizar – por medio de la localización – la plusvalía de las Soluciones Habitacionales que desarrollamos.

Estándar técnico

Queremos conjuntos de alto estándar estético y funcional. No sólo buscando la máxima superficie posible, sino el mayor confort para las familias, que el presupuesto disponible permita.

Equipamiento y espacios públicos

Los espacios comunitarios (Áreas Verdes y Sedes Sociales) son elementos preponderantes en nuestros proyectos, ubicados generalmente al centro o en lugares significativos del barrio. De esta manera promovemos el encuentro entre vecinos y facilitamos la posterior organización comunitaria.

Organización comunitaria

Buscamos que las comunidades con las que trabajamos alcancen un nivel de Organización Comunitaria suficiente, que les permita acceder, como grupo, a una Solución Habitacional Definitiva. En este sentido, la solución habitacional deja de ser un “Producto” y se transforma en un “Proceso” de diseño y desarrollo participativo, con el fin de que las comunidades beneficiarias adquieran herramientas que les permitan mejorar su calidad de vida futura.

Asociatividad

Buscar asociaciones con entidades públicas y privadas con el fin de que nuestras Soluciones Habitacionales superen los mínimos de la norma. Además, procurar que nuestros barrios sean un aporte a su entorno próximo, y a la ciudad.