TECHO
23 marzo, 2017

Cómo trabajamos

Modelo de trabajo TECHO

 

La intervención comunitaria de TECHO se focaliza en los asentamientos precarios más excluidos, siendo su motor esencial la acción conjunta de sus vecinos y voluntarios, quienes trabajan para generar soluciones concretas a la problemática de la pobreza. TECHO impulsa un proceso continuo de fortalecimiento de la comunidad, considerando el desarrollo comunitario como eje transversal de la intervención.

La fase inicial de la intervención comunitaria, consiste en la inserción en asentamientos precarios y el desarrollo de un diagnóstico en el que se identifican y caracterizan las condiciones de vulnerabilidad de los mismos.

En una segunda fase, como respuesta a las necesidades identificadas en la comunidad, se implementan y gestionan soluciones en los ámbitos de habitabilidad, educación, trabajo y otras que enfrentan las problemáticas existentes. Dentro de esta fase se destaca la construcción de viviendas de emergencia, que responde a una necesidad que es prioritaria y urgente en la mayoría de asentamientos y la implementación de planes de educación; planes relacionados al trabajo y el fomento productivo, que genera vínculos de confianza entre los voluntarios y la comunidad, al ser una solución concreta, tangible y realizable a corto plazo.

Como tercera fase de la intervención, se promueve la implementación de soluciones definitivas en los asentamientos, como garantizar la seguridad en la tenencia de la tierra, servicios básicos, vivienda, infraestructura comunitaria y desarrollo local. TECHO articula y vincula vecinos de asentamientos organizados con instituciones de gobierno para exigir sus derechos.

TECHO en palabras

“La superación de la pobreza es responsabilidad de todos. Desde TECHO creemos que debemos profundizar nuestro trabajo en los asentamientos de Latinoamérica. La preocupación de que casi la mitad de la población mundial no cuente con las condiciones para poder vivir de manera adecuada nos debe movilizar a todos. Desde TECHO hemos logrado un trabajo inclusivo, donde las mismas familias en situación de pobreza son gestoras de sus soluciones junto a los voluntarios, que construyen ciudadanía en conjunto y conforman redes que son importantes y hoy enriquecen el trabajo de quienes formulan las políticas públicas”

Agustín Wolff, ex Director Social de TECHO para LatAm y el Caribe.