TECHO
22 noviembre, 2017

Cómo trabajamos

Modelo de trabajo TECHO


TECHO impulsa un proceso de fortalecimiento de la comunidad, considerando al desarrollo comunitario como el eje transversal del trabajo en asentamientos.

La fase inicial, consiste en la inserción en asentamientos precarios y el desarrollo de un diagnóstico en el que se identifican y caracterizan las condiciones de vulnerabilidad de los mismos.

En una segunda fase, como respuesta a las necesidades identificadas en la comunidad, se implementan y gestionan soluciones en los ámbitos de habitabilidad, educación, trabajo y otras que enfrentan las problemáticas existentes. Dentro de esta fase se destacan los programas como la construcción de viviendas de emergencia (que responde a una necesidad que es prioritaria y urgente en la mayoría de asentamientos), programas de educación, de oficios y de emprendedores.

Como tercera fase, se promueve la implementación de soluciones definitivas en los asentamientos, como garantizar la seguridad en la tenencia de la tierra, servicios básicos, vivienda, infraestructura comunitaria y desarrollo local. TECHO articula y vincula vecinos de asentamientos organizados con instituciones de gobierno para exigir sus derechos.