TECHO
24 mayo, 2018

A 200 días de la emergencia TECHO ha trabajado junto con más de 400 familias en México y Puerto Rico

Tras el paso del Huracán María por Puerto Rico y los sismos de México. TECHO ha estado trabajando en la reconstrucción de esos países. A 200 días de estos dos desastres naturales, el director general de regiones de TECHO Internacional Felipe Bogotá fue claro al decir “La emergencia no acabó”. Como respuesta a la situación de emergencia se han organizado dos actividades de reconstrucción en ambos países.

Después  de 200 dias desde que ocurrieron estos dos desastres naturales la emergencia sigue, ante esto Felipe Bogotá explicó que, “luego del primer impacto que transcurre en las primeras semanas posteriores al fenómeno natural, se devela una emergencia con raíces más profundas, como la de la pobreza y la desigualdad. Por eso ponemos el acento en el trabajo con familias que además de por el impacto propio de un terremoto o un huracán, su capacidad de reconstrucción de las viviendas y sus vidas está muy condicionada por la realidad de exclusión en la que vivían previamente”.

(Foto izquierda: familia en su vivienda en la comunidad El Salitre)

En México se desarrolló una actividad de reconstrucción entre el sábado 14 y domingo 15 de abril en la comunidad rural El Salitre ubicado en el Estado de Morelos. Donde un total de 40 viviendas de emergencia se construyeron como resultado del esfuerzo conjunto de las familias afectadas por los sismos junto con 250 voluntarios y voluntarias de TECHO.

La comunidad El Salitre se dedica principalmente a la siembra.  En una encuesta aplicada para la definición del plan de acción de TECHO a 71 familias de la comunidad, se desprende que el 50,7% de las casas quedaron entre irrecuperables e inhabitables por el terremoto. El 52,11% declaró no haber recibido ningún tipo de apoyo al 18 de marzo, fecha de la encuesta.

Mientras que en Puerto Rico se estará desarrollando durante esta semana la reconstrucción de once módulos habitacionales en el Barrio San Isidro, úbicado en el municipio de Canóvas. En este momento las familias están trabajando en conjunto con 100 jóvenes voluntarios y voluntarias para poder levantar esos módulos. Del análisis de 45 encuestas realizadas  entre el 10 y 11 de marzo a familias afectadas con un visible daño habitacional. Se observó  que el 41% de las familias perdieron su empleo producto de la emergencia. Por otro lado, entre los proyectos urgentes que destacaron los vecinos, se encuentran en primer lugar la vivienda 60,42% y en segundo lugar el acceso a la electricidad 43,75%.

(Foto derecha: Actividad de reconstrucción en Puerto Rico el pasado mes de marzo)

A su vez, Felipe Bogotá realizó un llamado a todos para poder responder a esta emergencia.“La respuesta a esa emergencia que revela una realidad más compleja, no puede quedar en manos del paso del tiempo. Por eso convocamos a la ciudadanía, a la sociedad organizada, al sector empresarial, académico y por supuesto a los actores gubernamentales a que aborden la integralidad y profundidad del tema ya no solo con respuestas, sino con soluciones de fondo. Las primeras en movilizarse y actuar son las mismas familias”, expuso.

Desde el arribo de TECHO a Puerto Rico para el trabajo en el marco de la emergencia, la organización ha trabajado hasta la fecha junto con 17 familias y más de 200 jóvenes  que a través del voluntariado se sumaron a la reconstrucción de módulos habitacionales. En México el trabajo de TECHO ha alcanzado un total de 552 familias en la construcción de viviendas de emergencia donde se han movilizado más de 4.000 voluntarios y voluntarias.