TECHO
30 abril, 2017

Una emergencia previa

Hace un año un fuerte terremoto golpeó a Ecuador, luego llegó el el huracán Matthew a Haití, los incendios en Chile, los huaicos en Perú y los derrumbes en Colombia. Todas esas emergencias tienen algo en común: una emergencia previa.

¡Participa!

Ecuador: #SeguimosEnMovimiento

El 16 de abril de 2016 un terremoto de 7,8° en la escala de Richter sacudió a Ecuador, activando la voluntad de toda la región. Hoy la emergencia de desigualdad continúa, una realidad que nos motiva a seguir trabajando juntos.

Sin duda, un terremoto de esta magnitud tiene la capacidad de golpear a un país y a su gente, pero en las tragedias un país se demuestra así mismo en la unidad, la solidaridad y la hermandad como la que nos ha caracterizado. Esto es lo que hemos logrado hasta ahora, gracias a esa articulación entre todos y todas:

*Cifras finales en dólares estadounidenses.
 
 

El principal objetivo de TECHO es el trabajo continuo con las comunidades, por eso, con apoyo del Fondo Chile, estamos inaugurando una sede de TECHO en Manabí, para dar seguimiento al trabajo en temas de vivienda con familias desplazadas en San Eloy, pero además para mejorar la infraestructura del barrio (calles, áreas de recreación, casa comunal, etc.) y fortalecer las capacidades de vecinos y vecinas, con programas de capacitación en oficios, fortalecimiento de liderazgo y reforzamiento escolar para niños y niñas.

Las catástrofes, como el terremoto de 16 de abril de 2016, se convierten en emergencias inmediatas que ponen en evidencia tanto esta realidad de desigualdad y al mismo tiempo, el potencial de solidaridad y voluntad que mueve a nuestra región, enseñando así la importancia de involucrarnos y trabajar juntos para enfrentar los desafíos que vivimos como sociedad.